Pequeños temblores pueden desencadenar grandes terremotos: estudio
iStock

(Notimex) La atracción gravitatoria de la Luna y el Sol sobre la Tierra que afecta a las olas del mar tiende a producir temblores pero, si estos son de baja frecuencia, podrían desencadenar grandes terremotos a lo largo de la Falla de San Andrés. Así lo dio a conocer un estudio científico publicado en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

De acuerdo con la investigación, los temblores son más propensos a ocurrir cuando comienzan a aumentar las mareas, no cuando están en su punto más fuerte —como podría pensarse—, lo que permite conocer más sobre las raíces de las fallas geológicas y sobre cuándo podrían ocurrir terremotos.

Este análisis recuerda al lector que las mareas son causadas principalmente por la atracción gravitatoria de la Luna y el Sol, sin embargo, esta fuerza también influye en el estiramiento y la compresión de la corteza terrestre de forma alterna.

Para realizar el estudio, los autores se centraron en 81,000 sismos que se registraron a lo largo de la Falla de San Andrés entre 2008 y 2015. Nicholas van der Elst, sismólogo y geofísico del Centro de Ciencias de Terremotos del Servicio Geológico de Estados Unidos, con sede en Pasadena, California, afirmó que se observó que una parte de la falla es débil y responde a pequeñas fuerzas ejercidas por las mareas.

Anuncio

Éstas varían en un máximo de dos semanas pero “las mareas fuertes de primavera ocurren cuando la Luna y el Sol están alineados, mientras que las mareas débiles se producen cuando ambos astros son perpendiculares entre sí con respecto a la Tierra”, explicó.

“Cuando la Luna va en la misma dirección de deslizamiento de la falla, provoca que ésta se deslice aún más y rápidamente”, agregó Van der Elst, lo cual demuestra que la falla es muy débil a pesar de tener 32 kilómetros de rocas apoyadas en ella.

Las secciones poco profundas de la falla tienen por eso más probabilidades de producir grandes terremotos, destacó, citado en un artículo de la revista LiveScience.

“Cada pequeña cosa que aprendemos acerca de la forma en que funcionan las fallas puede contribuir a una mejor comprensión del ciclo de los terremotos, así como cuándo y dónde tienden a ocurrir”, concluyó.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!