Getty Images

(AFP) La Agencia Espacial Europea (ESA) sabe que su módulo espacial Schiaparelli llegó a Marte pero no tiene idea de en dónde está o si se encuentra bien. Su lanzamiento, realizado el 19 de octubre, significó el segundo intento europeo de posar un aparato en el planeta rojo —tras el fracaso en 2003 del Beagle 2 británico—, aunque hasta el momento se desconoce si la actividad tuvo éxito o no.

Cerca de Marte, el aterrizador europeo de 577 kilos logró enviar señales a la Tierra antes de su amartizaje. Sin embargo, esta maniobra no se desarrolló como estaba previsto pues se perdió la comunicación con el aparato. La ESA dio a conocer este 20 de octubre que ya analiza los datos recibidos para buscar una explicación a lo sucedido.

“Aún no podemos determinar con certeza las condiciones en las que el módulo tocó el suelo marciano”, dijo en rueda de prensa el director de las misiones solares y planetarias de la Agencia Espacial Europea, Andrea Accomazzo. “Se necesita un análisis más profundo de la información que envió para saber si sobrevivió estructuralmente o no”.

También puedes leer: Europa se lanza a la conquista de Marte

Anuncio

Algo anduvo mal

Perdido en el espacio: ¿dónde está el módulo Schiaparelli?

Los responsables de la agencia espacial, reunidos en el centro de control de Darmstadt, en Alemania, admitieron que durante la maniobra de aterrizaje del Schiaparelli, precisamente tras la apertura de su paracaídas unos 50 segundos antes de tocar el suelo, “los datos recibidos no fueron los esperados”.

“Todo fue normal”, explicó Accomazzo, “hasta la última parte, tras la apertura del paracaídas. Tomará cierto tiempo evaluar lo sucedido”

Análisis paso a paso

Getty Images
Getty Images

Para intentar comprender qué fue lo que pasó con el Schiaparelli, la ESA también dispone de datos captados por el radiotelescopio GMRT de India y la sonda europea Mars Express que orbita en torno a Marte.

Hasta ahora, esas informaciones confirmaron que todo sucedió como se esperaba hasta la eyección del paracaídas, que al parecer ocurrió antes de lo esperado.

Por otra parte, los retrocohetes que debían entrar en acción en los últimos segundos de la maniobra se activaron brevemente, confirmó la ESA, “aunque parece ser que se apagaron antes de lo previsto”, a una altura que todavía está por determinarse.

“La función principal de Schiaparelli era poner a prueba la tecnología de aterrizaje europea”, explicó Woerener. “Registrar los datos durante el descenso era parte de ello, y es importante que podamos aclarar lo que sucedió y así prepararnos para el futuro”.

Estados Unidos dio un paso decisivo hacia la conquista de Marte en 1976, cuando las dos sondas Viking 1 y Viking 2 lograron arribar con éxito en el planeta rojo. Lanzado en 1996, el módulo norteamericano Mars Pathfinder fue el primero en llevar un pequeño robot móvil al mismo planeta, el Sojourner.

Te puede interesar: El lugar en la Tierra más parecido a Marte

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!