AFP

(AFP) – El calentamiento global amenaza directamente a los pingüinos, pues modifica rápidamente su hábitat y sus recursos alimenticios, advirtieron el 25 de abril varios científicos en el día mundial de los pingüinos, y pidieron proteger mejor el Antártico.

“Los pingüinos son muy buenos embajadores para comprender la necesidad de proteger los recursos del océano Antártico” declaró a la AFP Christian Reiss, un biólogo de la agencia estadounidense de observación oceánica y atmosférica.

AFP
AFP

“Son especies emblemáticas de este ecosistema y el futuro de su población dependerá de una gestión eficaz de su ecosistema y de la comprensión del papel del calentamiento global y de los impactos humanos”, añadió.

Lee: Cambio climático: 6 fenómenos que afectan a México

Anuncio

Un estudio de 2015 del Pew Charitable Trust, una organización estadounidense, afirma que las dos terceras partes de las 18 especies de pingüinos del planeta, de las Galápagos hasta la Antártida, están en declive.

Los pingüinos de la Antártida son particularmente vulnerables al cambio climático porque la pérdida de hielo marino afecta a su hábitat (las crías están acostumbradas a la nieve pero no a la lluvia) y porque el calentamiento del agua influye en la abundancia de sus alimentos.

AFP
AFP

También están amenazados por la sobrepesca de krill antártico, un pequeño crustáceo del que se alimentan los pingüinos, así como por la contaminación y la degradación de sus lugares de reproducción.

Por si no lo viste: Cinco especies en peligro de extinción en México

Los pingüinos pasan la mayor parte de su vida en el mar, aunque regresan a tierra para reproducirse y encargarse de sus crías, lo que los convierte en muy accesibles a los investigadores.

“Sabemos que el calentamiento global modifica radicalmente el medio ambiente en la Antártida y que los animales de los ecosistemas del océano Ártico luchan por adaptarse” explica Cassandra Brooks, especialista en pingüinos de la universidad de Stanford.

AFP
AFP

Tras años de negociaciones, los 25 miembros de la Convención para la Conservación de los Recursos Marinos Antárticos (CCRVMA) logró un acuerdo en octubre para crear el mayor santuario marino del mundo en el continente.

Te recomendamos: Cada año 13 nuevas especies desarrollan resistencia a pesticidas

Según el proyecto, presentado por Estados Unidos y Nueva Zelanda, la zona protegida abarcará el mar de Ross, una inmensa bahía junto al Pacífico.

La zona tendrá más de 1,55 millones de km2, más o menos el triple de la superficie de España, o el equivalente de las superficies sumadas de Perú y Ecuador.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!