El impacto de un “planeta bebé” en la Luna fue el origen de Imbrium, una de las cuencas lunares de mayor extensión conocida hasta ahora.

De acuerdo con Pete Schultz, profesor de la Universidad de Brown, el asteroide que impactó en la superficie de la Luna y que provocó los cráteres que la caracterizan pudo medir 150 millas de ancho aproximadamente, una longitud parecida a la del estado de Nueva Jersey.

‘Planeta bebé’ impacta en la Luna y la NASA lo recrea
Foto: Brown University.

Las marcas, que son perfectamente visibles desde la Tierra, fueron provocadas por una colisión hace 3,800 millones de años y Schultz recreó el impacto utilizando el Campo de Tiro Vertical del Centro Ames de la NASA (AMES Vertical Gun Range AVGR).

El AVGR es un cañon de cuatro metros capaz de disparar proyectiles a más de 25,000 kilómetros por hora. En Ames los científicos de la NASA pueden simular impactos de cuerpos celestes de alta velocidad dentro de sus instalaciones.

Después de dos pruebas, el equipo de Schultz descubrió que todas las marcas alrededor del impacto podrían ayudar a delimitar el tamaño del asteroide impactado.

Su estimación es de 150 millas en el extremo inferior, pero el cuerpo celeste pudo haber sido más grande, de 186 millas aproximadamente, por lo que las cuencas más grandes que Imbirum pudieron haber sido provocadas por “planetas bebés”, mejor conocidos como protoplanetas.

“Las grandes cuencas que vemos en la Luna y en otros lugares son el registro de los gigantes perdidos”, dice Schultz en la hoja de datos de la prueba.

‘Planeta bebé’ impacta en la Luna y la NASA lo recrea
Foto: Brown University

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!