WWF

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, destacó los esfuerzos de su gobierno para proteger a la vaquita marina, una especie endémica del país en riesgo de extinción, en respuesta a la preocupación expresada públicamente por el actor estadounidense Leonardo DiCaprio.

El mandatario escribió en su cuenta de Twitter @EPN, que acogía la preocupación de DiCaprio y del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en torno a la vaquita, la marsopa más pequeña del mundo, que habita únicamente en aguas del Golfo de California, en el noroeste de México.

Puedes leer: Vaquitas marinas serán trasladas para evitar extinción

“México ha enfocado todos sus esfuerzos en prevenir la extinción de esta especie”, destacó Peña y agregó que desde febrero de 2015 se ha eliminado una de las principales causas de su muerte, que son la pesca de camarón y a escala, estableciendo una veda de dos años en la zona.

La respuesta del presidente mexicano llegó tras un mensaje publicado este jueves en la cuenta del actor @LeoDiCaprio, donde hacía un llamado a tomar acción en favor de la vaquita, “el mamífero marino más amenazado del mundo”.

La vaquita ha sido descrita por algunas de las pocas personas que la ha visto, como un panda marino sonriente, debido a los contornos oscuros alrededor de su boca y los círculos negros alrededor de sus ojos, características que han conquistador a cientos de actores y personalidades.

Su difícil situación también ha atraído a celebridades como Miley Cyrus, y estimulado la cooperación entre científicos y ambientalistas, al norte y al sur de la frontera, dentro y fuera del gobierno.

El rescate de la vaquita es una nueva cruzada de DiCaprio. El actor se ha convertido en una de las voces más fuertes en Hollywood en lucha contra el cambio climático. En la ceremonia de entrega del Oscar llevó su mensaje en pro del ambiente. También ha asistido a eventos de Naciones Unidas donde ha promovido un documental sobre el calentamiento global y la urgencia de tomar acciones.

La respuesta de Peña

Peña detalló que su administración ha extendido la zona de protección de la especie a una superficie tres veces más extensa que la original y que la Marina mexicana ha desplegado más de 300 efectivos, 15 barcos y sistemas de vigilancia aérea no tripulada sobre el área.

“El gobierno de México está haciendo un gran esfuerzo, haciendo lo que se debió haber hecho hace décadas atrás para salvar a la vaquita marina”, añadió el presidente.

Cuatro vaquitas marinas (Phocoena sinus), cuya población se estimaba en cerca de 30 individuos en febrero, han muerto en lo que va del año en México, según datos del gobierno.

Este mamífero no tiene valor comercial alguno, pero es víctima de la pesca ilegal de otros ejemplares, como la totoaba, cuya vejiga natatoria se cotiza en decenas de miles de dólares en un mercado ilegal que tiene como principal destino a China.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre