Por Mauricio Hernández

En pasillos, en las gradas, restaurantes, en los vestidores o en cualquiera de los 54,000 asientos que alberga este espacio: en el Estadio BBVA, de los rayados de Monterrey, el sonido no sólo se escucha con fuerza y claridad, sino que puede ser diseñado y controlado desde el centro de control.

Con la misma calidad, o mayor, en estadios como el Nacional de Brasilia (Brasil) o el Matmut-Atlantique en Burdeos, Francia.

La compañía de audio Bose abasteció al inmueble con más de dos millones de dólares en equipo tecnológico para proveer de sonido a la estructura de 5.8 hectáreas de terreno.

En entrevista, Oriol Galofré, director de Bose Professional Systems para América detalló la integración de equipo que hizo Bose en el estadio de Monterrey, que consistió en abastecer con más de 883 altavoces a toda su estructura.

Distribuyó audio para 68 zonas del estadio, 14 de las cuales tienen control de volumen y selección de fuente independiente (pasillos, restaurantes, suites, vestuarios, sala de prensa, entre otras). Así también un sistema para las gradas, compuesto por 14 clusters de altavoces (104 cajas acústicas alrededor de la cancha a 55 metros de altura colgadas de la estructura de acero).

Este sistema de audio es gestionado desde un centro de control a través de la aplicación ControlSpace, en la que se visualiza el diseño, distribución y conexión de los elementos y Modeler, un software de análisis predictivo que sirve para determinar la configuración y ubicación de los sistemas de altavoces a partir de planos.

Entre amplificadores, bocinas y sistemas especializados, la compañía asegura que este trabajo fue uno de los más ambiciosos en los que ha participado en el país.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre