Adam Westbrook

El ser humano es capaz de hacer cosas increíbles, desde fabricar aparatos que permiten accesar a una cantidad prácticamente interminable de información desde la palma de su mano hasta llegar a la Luna. Sin embargo, todos experimentamos el fracaso en algún momento. ¿Sabes por qué? Aquí te lo contamos.

El filósofo y ensayista español José Ortega y Gasset dijo en la década de 1910 que “todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes”. Es por eso que este personaje es conocido como el primero en hacer referencia al Principio de Peter.

El principio de Peter o principio de incompetencia de Peter está basado en el estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas, o lo que el pedagogo canadiense Laurence J. Peter llamó jerarquiología.

Este afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que llegan a un cargo en el que alcanzan su máximo nivel de incompetencia.

Adam Westbrook
Adam Westbrook

Para deducir este principio, Laurence J. Peter analizó cientos de casos de  incompetencia en diferentes organizaciones y empresas de la década de 1960. Fue así que llegó a estas dos conclusiones:

  •         Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones.
  •         El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia.

Adam Westbrook, un director de cine británico que se dedica a hacer “ensayos en video” desde 2009 recuerda el caso de la incompetencia de la agencia espacial estadounidense, la NASA, que borró las grabaciones de la misión espacial Apolo 11 cuando llegó a la Luna.

Así comienza su explicación del principio de Peter en menos de 10 minutos, la cual puedes ver aquí:

The Peter Principle: the scientific reason everything is a bit s**t from Delve on Vimeo.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!