Foto: Deltares

Delft, Holanda (AFP) Holanda inauguró un dispositivo capaz de crear las más grandes olas artificiales del mundo, por lo tanto de probar a “dimensión natural” los diferentes tipos de diques, dunas y otras protecciones contra la marea.

“Aquí, podemos probar lo que ocurre cuando enormes olas golpean contra nuestros diques”, dijo la ministra de Infraestructuras holandesa, Melanie Schultz van Haegen.

La ola de cinco metros recreada para la inauguración del complejo golpeó a los pies de la tribuna de honor, mojando a ministros e invitados especiales.

“Al final del canal, disponemos de un muro artificial que avanza y retrocede, y que provoca grandes olas”, dijo a la AFP Bas Hofland, experto en estructuras costeras, quien forma parte de este proyecto.

Anuncio

Esta placa metálica de 7 metros de altura movida por cuatro pistones superpotentes permite crear olas en un canal de apenas 300 metros de largo, 5 de ancho y 9.5 de profundidad.

El “Delta Flume” está conectado con un depósito de 9 millones de litros de agua, o sea, cuatro veces la capacidad de una piscina olímpica, que pueden ser bombeados a una velocidad de 1,000 litros por segundo.

“Algunas partes de Holanda se encuentran por debajo del nivel del mar, por lo tanto la protección ante (eventuales) inundaciones es una prioridad para el país”, dijo Hofland.