¿Por qué tenemos cinco dedos?
iStock

En la vida cotidiana, cuando hacemos cualquier tipo de actividades no resulta extraño hacerlas con nuestro par de manos, pero… ¿te has preguntado por qué tenemos 5 dedos en cada una de ellas o, por qué no menos o más?

La respuesta está en la genética. Dos genes: el Hoxa13 y Hoxd13 son los responsables de que tengamos cinco dedos en la mano y no siete, así lo confirma un nuevo estudio dirigido por el Dr. Neil Shubin de la Universidad de Chicago y su equipo de trabajo.

Este último estudio, confirma los resultados de otra investigación previa, realizada en el Instituto de Investigaciones Clínicas de Montreal y la Universidad de Montreal publicadas en la revista Nature. 

Ancestros acuáticos

Como ya era sabido, las extremidades de los vertebrados, incluidos: manos y pies, provienen de las aletas de los peces.

“Este resultado es muy interesante, ya que establece claramente un vínculo molecular entre radios de las aletas y los dedos”,  dijo Yacine Kherdjemil, estudiante de doctorado en el laboratorio de la Dra.  Marie Kmita, primera autora del texto publicado en la revista Nature.

Según los registros de los fósiles, estos indican que nuestros antepasados ​​eran polidactilios, lo significa que tenían más de cinco dedos.

Una observación llamó la atención durante la investigación del equipo de la Dra. Kmita. “Durante el desarrollo, en los ratones y los seres humanos, los genes Hoxa11 y Hoxa13 se activan en dominios separados de la yema del miembro, mientras que en los peces, estos genes se activan en la superposición de dominios de la del desarrollo de la aleta “.

El descubrimiento

Al tratar de comprender la importancia de esta diferencia, Yacine Kherdjemil demostró que mediante la reproducción de la regulación del tipo de pescado para el gen Hoxa11, los ratones desarrollan hasta siete dedos por la pata, es decir, un retorno a la condición ancestral.

El equipo de trabajo de la Dr. Marie Kmita también descubrió la secuencia de ADN responsable de la transición entre la relación del pescado y el tipo de ratón para el gen Hoxa11.

“Esto sugiere que este cambio morfológico importante no se produjo a través de la adquisición de nuevos genes, sino simplemente modificando sus actividades”, agregó la Dr. Marie Kmita.

Las malformaciones durante el desarrollo fetal no sòlo son debido a las mutaciones en los genes, éstas también pueden proceder de mutaciones en secuencias de ADN conocidas como reguladores.

Con base a los resultados de la investigación, Kmita menciona la importancia de este tipo de investigaciones. “En la actualidad, las limitaciones técnicas no permiten la identificación de este tipo de mutación en los pacientes directamente, de ahí la importancia de la investigación básica en modelos animales”.

CON INFORMACIÓN DE PHYS.ORG

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre