Salvador-Morales Lab

Por: Luis Estrada

La nanotecnología es la cuarta revolución tecnológica y México necesita sumarse a esa corriente que detona la transformación y el desarrollo en el mundo, esta fue la conclusión a la que llegaron investigadores durante el panel de nanotecnología sobre el impacto en los negocios, la educación, la medicina y la salud dentro del 46 Congreso de Investigación y Desarrollo que se realiza en el Tec de Monterrey, campus Monterrey.

En la discusión, que fue moderada por el investigador Joaquín Oseguera del Tecnológico de Monterrey, participaron el doctor Gabriel Luna Barcenas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), unidad Querétaro; Eduardo Peña del Departamento y Química de la Universidad de Guanajuato; Jesús González, presidente del clúster de nanotecnología de Nuevo León, así como los investigadores de la Universidad de California en Irvine (UC Irvine), Marc Madou, y el doctor Hanging Li del Massachusetts Institute Technology (MIT).

Luis Estrada
Luis Estrada

“Los países que más producen ciencia son las que tiene mejor economía. Por ejemplo, en México por cada cien artículos publicados se registra sólo una patente, mientras que en China por cada artículo publicado existe una patente”, dijo el presidente del clúster de Nuevo León, Jesús González.

Anuncio

“En Estados Unidos hay 977 empresas dedicadas a la nanotecnología, mientras que en México sólo hay tres dedicas a nanopartículas”.

En este sentido, dijo que una empresa de base tecnológica necesita de dos ingredientes fundamentales, el conocimiento y capital. Con la creación del clúster de nanotecnología en Nuevo León en 2007 se ha creado un ecosistema de desarrollo. “El 0.5% de nanotecnología del mundo se produce en México”, explicó.

En cuanto a la transferencia de conocimiento, el investigador de la UC Irvine, asegura que la riqueza de los países como Estados Unidos viene de la manufactura, y la manufactura es factor importante para México, por esta razón se debe de aplicar el estudio de nanotecnología en situaciones y problemáticas locales.

“Hay estudiantes de todo el mundo que viajan a grandes universidades con el MIT y regresan a sus países de origen a resolver problemas locales. En la India, por ejemplo los estudiantes han aplicado todo lo que han aprendido en UC Irvine para desarrollar aplicaciones enfocadas a las necesidades de su país”, dijo Madou.

Por ejemplo, el MIT tiene una excelencia en la investigación, asegura el doctor Hanging Li, ya que tiene a 10 mil alumnos de todas las partes del mundo trabajando en el desarrollo de nuevas ideas para generar empresas y atraer nuevas inversiones.

El Tecnológico de Monterrey y el Massachussets Institute of Technology (MIT) firmaron un convenio de cooperación y colaboración de largo plazo, para apoyar programas de investigación y educación de beneficio y alto impacto para México.

El enfoque inicial de este acuerdo está basado en el área de nano-ciencias y nano-tecnologías por las muchas aplicaciones que se pueden impulsar y habilitar en áreas como salud, transporte, ambiente, producción de alimentos y generación de energía, aseguró el Joaquín Oseguera del Tecnológico de Monterrey.

El presidente del clúster de Nuevo León dijo que la mayoría de investigación de frontera están en le tema de informática en el que se capta el 80% de la inversión y hay que atraer este dinero a través de empresas de base tecnológica. Por esta razón considera primordial trabajar en la flexibilidad a los investigadores para que creen sus empresas y de los empresarios a invertir en investigación.“Hay que unirse a los empresarios para que entiendan que la inversión que harán en la investigación es de mediano y largo plazo. La innovación no es espontánea, el investigador es generador y el empresario receptor y el gobierno gestor para que tenga un impacto en la sociedad”, dijo Jesús González.


¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal,
¡suscríbete ahora!