¿Por qué se llaman dientes de leche a los primeros dientes?

También te contamos por qué algunos bebés nacen con ellos, y si todos realmente mudan.

iStock

La aparición del primer diente en el bebé provoca una gran emoción para los padres y cuando continúa el brote de las piezas, no es raro escuchar palabras de papás y abuelos para alentar a los niños a tomar leche.

“Recuerda que tus primeros dientes están hechos de leche” o “No tendrás dientes de leche porque no la tomas”, son algunas de los cientos de frases que aluden a esta primera etapa del crecimiento de los dientes.

Y aunque es importante tomar leche para aprovechar el calcio que ayuda con el funcionamiento del sistema óseo, los dientes ni son huesos, ni son de leche, asegura el dentista Gustavo Chávez Peregrino.

También puedes leer: ¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

“Un diente es un órgano compuesto por varios tejidos: una vena o una arteria que puede dar origen a lo que es la dentina, el tejido mineralizado del nervio del diente, más el esmalte, el tejido más duro del cuerpo humano”, detalló.

“Entonces no son huesos; la composición de la mineralización y calcificación tienen similitud, pero no son lo mismo”, agregó el especialista en odontopediatría.

De este modo, explicó por qué a las primeras piezas se les conoce de manera común como “dientes de leche”. “La gente les decía dientes de leche por el color blanquecino azulado”, confesó a Notimex.

Te recomendamos: ¿Por qué son tan extrañas las cicatrices? 

“Si se observa, la leche es blanca, pero no blanca sólida, sino como azulada, y por eso se les decía y se les sigue diciendo así”.

El profesor de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso que los primeros dientes son más blancos que los de la edad adulta.

“Los dientes de por sí no son blancos como tal, pero con el tiempo en adultos van ganando con un tono amarillento, sumado a los nuevos hábitos de fumar o tomar café”.

Así, Chávez Peregrino recalcó que la frase “dientes de leche” se refiere al color.

“No tiene nada que ver con que sean compuestos de leche o con que tomes leche cuando eres niño, ni que hayas sido amamantado por la madre, nada de eso”.

Refirió que, aunque los primeros dientes se forman desde la etapa intrauterina, su brote comienza a los siete meses y culmina cerca de los tres años, mientras que las piezas permanentes aparecen desde los seis años y su crecimiento finaliza a la edad de 12.

Te interesa: Dime cuánto dura tu bostezo y te diré el tamaño de tu cerebro

“En la primera etapa, digamos “los dientes de leche” son 20 en total, 10 superiores y 10 inferiores; en adulto son 28 constantes y si llegaran a salir los cuatro terceros molares serían 32 dientes en total”, señaló.

¿Por qué los bebés nacen con dientes?

Aproximadamente uno de cada 2,000 bebés nace con dientes natales, así que a veces la primer cita con el dentista es sólo unos pocos días después del nacimiento.

Los dientes natales suelen crecer en las encías inferiores y tienden a tener raíces débiles y muchas veces se extraen para evitar problemas con la lactancia materna y la ingestión accidental. Nacer con los dientes puede ser un síntoma de ciertas condiciones médicas, pero por lo general es inofensivo. Dos personajes famosos que nacieron con dientes fueron Napoleón y Julio César.

¿Todos mudamos dientes? 

No. A los 3 años, el niño promedio tiene un juego completo de 20 dientes temporales.

Estos pequeños dientecillos se aflojan y finalmente se caen para que salgan los dientes permanentes inferiores. Los niños suelen empezar a perder los dientes alrededor de los 5 o 6 años y terminan en la adolescencia. Pero si una persona no tiene un diente de reemplazo permanente, el diente de leche se quedará donde está.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!