Un halo solar es un fenómeno que ocurre cuando se conjuntan bajas temperaturas en las capas altas de la atmósfera y la humedad que viene de los océanos, formada por grandes corrientes dirigidas a las alturas.

“Con esta combinación se forman capas tenues de hielos en forma de hexágonos; cuando la luz del Sol pasa a través de los prismas hexagonales, se descompone en colores, como sucede en un arcoíris”, explica el investigador Daniel Flores Gutiérrez, del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Flores Gutiérrez detalló para Gaceta UNAM que, a diferencia de este un arcoíris, que se forma con gotitas de agua, el halo solar se percibe gracias a los cristales de hielo.

“Es un fenómeno atmosférico con un efecto óptico muy claro. Como es de día, el brillo del Sol es tan intenso que incluso con la contaminación de la ciudad podemos verlo y disfrutarlo”, señaló.

Este fenómeno ocurre generalmente en el invierno, cuando la humedad se combina con corrientes de ondas polares, pero esta vez sucedió en primavera.

Otra curiosidad, agregó el investigador Daniel Flores Gutiérrez, es que también puede verse con la Luna llena.

Con información de Gaceta UNAM

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre