¿Por qué las cicatrices se sienten y se ven extrañas?
iStock

Cuando nos ocurre un accidente y nos hacemos alguna herida o lesión, grande o pequeña, casi siempre suele dejar marca: una cicatriz. Sin importar el tamaño, la piel cambia, pues luce y se siente diferente al resto. Pero…¿Por qué ocurre?

Lee: Estudiante diseña venda inteligente para vigilar heridas

Una cicatriz es la evidencia visual de que sufrimos un accidente, ya sea de primer, segundo o tercer grado. Es un resultado natural del proceso de cicatrización de nuestro cuerpo, en el que se repara la piel o ciertos órganos. En animales no siempre ocurre, pues en aquellos que regeneran algunas partes de su cuerpo como extremidades o colas, pueden hacerlo sin dejar cicatrices.

Proceso de cicatrización  

Anuncio

Lo primero de este proceso de cicatrización es el sangrado. Después, se forma un coágulo de la misma. Las capas que son creadas por estos coágulos de sangre se endurecen. Posteriormente, se crea una costra, misma que tiene como objetivo proteger la herida o la lesión de rozaduras que pudieran ocurrir. Es aquí donde debajo de esta costra, el coágulo se convierte en células llamadas fibroblastos.

El trabajo de estas células es reemplazar la costra por el tejido cicatricial, este se hace encima y se forma del resto de la piel normal. Un proceso totalmente natural, ya que el cuerpo al estar vulnerable de cierta manera por la herida, busca protegerse rápidamente por sí mismo creando la cicatriz.

Te puede interesar: ¿Por qué se nos pone la ‘piel de gallina’?

Y aunque este tejido se crea de la demás piel normal se siente y se ve totalmente diferente al resto, esto ocurre gracias a las fibras de colágeno, quienes son las responsables de crear la cicatriz.

Según un boletín de Biología Matemática de la Universidad de Warwick, los matemáticos John C. Dallon y Jonathan A. Sherratt explican que el tejido normal de la piel está construido de fibras que están orientadas de forma aleatoria entre sí, mientras que las mismas fibras, en el tejido de la cicatriz, están orientadas en una sola dirección, paralelas entre sí. Lo que ocasiona cierta diferencia respecto la textura y la apariencia del resto de la piel.

No importa el tamaño. Actualmente no hay un método que evite completamente las cicatrices. Un dermatólogo puede ayudar a minimizar o disimular el su apariencia. Sólo un injerto de piel podría desaparecer la cicatriz en su totalidad.

CON INFORMACIÓN DE BBC FUTURE

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!