La nutrióloga del IMSS en el Estado de México, Monserrat Vallejo Vilchis, afirmó que el consumo de los pescados y mariscos son fuente de proteínas que reducen el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, depresión y declive mental por la edad.

En un comunicado, la especialista del Hospital de Gineco-Obstetricia 221 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), subrayó que debido a los beneficios y al valor nutrimental que aportan es altamente recomendable incluirlos en la dieta al menos una vez por semana, no solo en tiempo de cuaresma sino todo el año.

También lee: Entonces, ¿cómo pasta engorda o no?

Con motivo de la tradición de Cuaresma, la población suele incrementar el consumo de pescados y mariscos, opciones muy nutritivas para el organismo ya que son ricos en ácidos grasos, omega 3 y 6, los cuales favorecen al desarrollo cerebral, especialmente de niños y bebés.

Además aminoran factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares al favorecer la regulación de la presión arterial y la frecuencia cardiaca, entre otros.

También son una fuente importante de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B12), y de las liposolubles A y D (sobre todo en pescados grasos), y ciertos minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo), en cantidades variables de acuerdo al pescado que se trate, detalló la especialista.

La nutrióloga del IMSS señaló que los pescados que se comen con espina y algunos mariscos aportan una cantidad de calcio extraordinaria, por ejemplo, las sardinas proporcionan aproximadamente 400 miligramos por cada cien gramos; y las almejas unos 128 por cada cien. El contenido medio de calcio del resto de los pescados y mariscos ronda los 30 miligramos por cada cien gramos.

Te interesa: Por qué no deberías comer papas tan fritas

Vallejo Vilchis puntualizó que se debe tener cuidado y poner atención al momento de la compra de dichos alimentos, es importante considerar algunas medidas para garantizar su buen estado: adquirirlos en comercios establecidos que cuenten con las medidas higiénicas y de refrigeración, que presente un buen color, una textura firme y no tenga mal olor.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!