Por qué ver o no ver la Luna Negra
iStock

¿Ya te enteraste? La noche de este 30 de septiembre se alzará la Luna Negra en el cielo. Pero antes de que reorganices tus planes de viernes para ver este ‘raro’ fenómeno, tienes algo que saber: en realidad no se trata de un evento tan especial.

Para empezar, “Luna Negra” no es un término astronómico y, si lo buscas en la red, te darás cuenta de que puede referirse a diferentes situaciones. La Luna Negra de la que todos hablan hoy hace alusión a la presencia de una segunda Luna nueva dentro de un mismo mes del calendario, algo que no sucedía desde hace más de dos años.

Técnicamente es cierto que se trata de un fenómeno poco usual, sin embargo, no resulta tan emocionante si piensas que cada 29.5 días puedes ver una Luna nueva. Se trata del período en el que nuestro satélite se encuentra tan cerca del Sol en el cielo que no puede ser visto desde la Tierra.

Respecto al misticismo que existe alrededor de la relación entre estas dos lunas nuevas y la fecha, lo único que llama la atención es que es la primera vez en historia en que se dan exactamente el primer día y el último del mes de septiembre.

Anuncio

¿Significa esto que no debes molestarte en siquiera voltear hacia arriba esta noche? No, una noche de Luna nueva es siempre una buena oportunidad para observar el cielo en total oscuridad, sin la luz del satélite bloqueando la vista a constelaciones o planetas. Sin embargo, si este 30 de septiembre no logras hacerlo, tendrás una nueva oportunidad el siguiente mes.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!