Premio Nobel pide tomar medidas a largo plazo para combatir contaminación

Mejorar el transporte urbano, la propuesta de Mario Molina.

(Notimex) La solución a la contaminación ambiental en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México requiere medidas a mediano y largo plazos, aseveró el científico mexicano, Mario Molina.

Durante el encuentro “Hacia una ciudad sustentable”, el Premio Nobel de Química 1995 planteó que “un problema serio no se puede resolver con medidas a medias y de corto plazo”.

El también miembro del Colegio Nacional expuso que en general se deben reducir las emisiones contaminantes, pues son las causantes del deterioro de la calidad del aire.

Mencionó que los congestionamientos interfieren no sólo con ese proceso, sino con la eficiencia con la que funciona la economía de la Ciudad de México y otras del país.

El especialista refirió que el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente ha sugerido mejorar de manera importante el transporte público, el cual debe ser de bajas emisiones, de calidad e integrado a escala metropolitana.

De igual manera, es necesario promover el uso racional del auto y las tecnologías limpias, disminuir en forma drástica las emisiones de transporte de carga y las de contaminantes provenientes de la actividad industrial, así como la distribución de combustibles.

Alicia Ziccardi, directora del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), agregó que la capital del país es una macro región urbana metropolitana que en 2010 registró 21 millones de habitantes.

Al menos 53% de ellos vive en los municipios conurbados mexiquenses, 42% en la Ciudad de México y cinco por ciento en Hidalgo, y las mayores tasas de crecimiento de 2000 y 2010 se dieron en municipios como Tecámac, Tizayuca o Huehuetoca.

Alicia Ziccardi abundó que el aumento total de la superficie urbana de 2005 a 2010 fue de 18 mil 800 hectáreas, de las que 16 mil 500 fueron producto de la expansión periférica de nuevos asentamientos.

Sin embargo, por su lejanía, hoy se registra un abandono masivo de esas viviendas, que alcanzan los centenares de miles.

En El Colegio Nacional, el diputado local Enrique Provencio sostuvo, a su vez, que la planeación de la urbe debe adoptar criterios y vocación metropolitana; mientras que la jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, explicó que según estimaciones para 2030 cerca de 60 por ciento de la población mundial vivirá en zonas urbanas.

En su turno la directora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), Telma Castro, aseveró que las políticas públicas de calidad del aire deben estar sólidamente respaldadas por el conocimiento científico.

Por su parte el director del Instituto de Energías Renovables, Antonio del Río, externó que la situación ambiental actual es el resultado de producir energía con hidrocarburos y hoy se carece de una fuente capaz de sustituirlos.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!