iStock

El primer eclipse de 2017 y un cometa verde compartirán el escenario nocturno este 10 de febrero. El primer fenómeno dará inicio al espectáculo espacial cuando la Luna pase frente a la penumbra de la Tierra oscureciendo una fracción del satélite natural, lo que será visible desde prácticamente cualquier sitio de nuestro planeta.

Puedes leer más sobre este evento astronómico en: El primer eclipse del año está a punto de ocurrir

El segundo acto, que dará inicio el viernes 10 de febrero y se extenderá hasta el día siguiente, será protagonizado por el cometa 45P / Honda-Mrkos-Pajdusakova. Este consistirá en un encuentro extraordinariamente cercano con la Tierra, planeta que el cuerpo celeste de resplandor verde no vista desde hace cinco años.

45P pasará a 12.4 millones de kilómetros de nosotros con una velocidad de 82.270 kilómetros por hora por lo que, con ayuda de un par de binoculares o un telescopio casero, prácticamente cualquiera podrá observarlo. Para ubicarlo sólo deberás apuntar con tu equipo hacia la constelación Hércules, especialmente antes del amanecer, cuando será más visible.

El cometa 45P / Honda-Mrkos-Pajdusakova es una bola de hielo de alrededor de 1,6 kilómetros de diámetro cuyo nombre hace referencia a los astrónomos japoneses, checos y eslovacos que lo descubrieron en 1948.  La letra P significa ‘periódico’, lo que quiere decir que se trata de un visitante recurrente del sistema solar interior.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!