Café, coco, maíz y otros residuos para generar energía limpia

La UNAM y el gobierno federal trabajan en un proyecto para utilizar desechos orgánicos en la producción de nuevos combustibles.

Proyecto que promete limpiar la energía
iStock

(Notimex).- La UNAM, el gobierno federal y la empresa G2E pusieron en marcha un proyecto para generar energía limpia a partir de residuos orgánicos de café, coco, maíz y caña de azúcar, entre otros, a través de la Planta de Gasificación UNAM-SAGARPA G2E.

Director General de Fibras Naturales y Biocombustibles de la Sagarpa, Jesús Arroyo García, destacó que México cuenta con un gran potencial en la generación de ‘biomasa’, que se puede utilizar para la generación de energía limpia, esto durante un recorrido por la planta ubicada en Ciudad Universitaria, al sur de la Ciudad de México.

Lee: La adolescente que creó energía limpia con 5 dólares

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), detalló que esta dependencia invirtió 10.9 millones de pesos en equipos para este proyecto detonador de energía que permitirá, entre otras cosas, aprovechar los beneficios de la reforma energética.

Detalló que actualmente se evalúa el trabajo con distintos tipos de biomasas, procedentes del trigo, maíz, higuerilla, caña de azúcar, agave, fibra de coco, entre muchos otros productos que se pueden utilizar.

Por su parte, el director del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Luis Álvarez Icaza, explicó que en el sector agropecuario se utilizan estos recursos para generar productos primarios como alimentos o madera.

Por si no lo viste: Investigadora del Tec desarrolla proceso para deshidratar alimentos

“Pero una vez que lo hacemos, quedan muchos residuos que no son utilizables, esos residuos son lo que nos interesan a nosotros, residuos orgánicos”, agregó.

Puntualizó que la gasificación data incluso de finales del siglo XIX, “lo que pasa es que es una tecnología dormida; que no tenía relevancia porque no teníamos los problemas de calentamiento global que ahora existen”.

Entonces, la labor de la UNAM es estudiar este proceso y ver cómo se puede mejorar, “hemos detectado oportunidades importantes de mejora en algunas partes del proceso que se refieren principalmente a mantener el gas de síntesis”, indicó.

Te puede interesar: Residuos urbanos para generar energía: una alternativa verde

Entre los beneficios de esta técnica se encuentran el que a partir de una tonelada de biomasa usada para el proceso de gasificación, se pueden generar 960 kilowatt-hora de electricidad.

Asimismo, “en una siguiente vertiente podemos dejar de generar una parte de electricidad y producir biocarbon”, material que mejora la calidad de los suelos al permitir el fijamiento de nitrógeno y microorganismos”, resaltó.

Ademas, en el proceso se produce calor, que se puede aplicar para generar gas para uso doméstico o agua caliente, con el beneficio adicional de poder eliminar el uso de estufas de leña y sus efectos nocivos en la salud.

También puedes leer: Israel quiere generar energía limpia a partir del CO2

En su oportunidad, el director General de la empresa G2E, Daniel Camarena Elizondo, explicó que con este programa se podrían hacer 960 empresas comunitarias y generar 300 mil empleos permanentes.

Además de que el ‘biocarbon’ como producto de mejoramiento agrícola, podría servir a entre 0.8 y 15 millones de hectáreas anuales y actualmente se pasa de investigación a la implementación en distintas comunidades.

En este sentido, el funcionario de la Sagarpa mencionó que existen zonas rurales muy necesitadas de energía barata, por lo que será en aquellas zonas donde se buscará dar incentivos.

“Buscaremos alguna forma de incentivar a esos productores pequeños con algún apoyo del gobierno federal para que se absorba una parte del costo del proyecto”, finalizó Arroyo García.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!