Getty Images

Corea del Norte aseguró públicamente que detonó “con éxito” una bomba de hidrógeno miniatura este 4 de enero. El anuncio desató una alerta a nivel internacional por el peligro que representa esta arma termonuclear. Aquí te contamos cómo funciona y por qué preocupa al mundo entero.

Estos explosivos, también conocidos como bombas termonucleares, combinan isótopos de hidrógeno protio, deuterio y tritio a temperaturas muy altas para formar helio en un proceso conocido como fusión nuclear.

Para cumplir con su objetivo, usa la energía que surge de la combinación de dos núcleos atómicos ligeros. Ello la convierte en un arma mucho más potente que la bomba atómica, por ejemplo, ya que esta última emplea la energía que se genera cuando se escinde un núcleo atómico pesado, lo que se denomina fisión nuclear.

Por otro lado, la reacción de las bombas H no tiene límite teórico. Esto quiere decir que cuanto más material se utilice, mayor puede ser la detonación. Por eso surge la preocupación a nivel global, ya que los límites de esta arma son solo técnicos y éticos.

Anuncio

La primera prueba con un explosivo termonuclear tuvo lugar en 1952 y, desde entonces, no ha habido muchas. Entre los países que han experimentado con ellas se encuentran Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña y China.

El ensayo de Corea del Norte va en contra de las resoluciones que se han hecho al interior de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y los esfuerzos internacionales para la desnuclearización de la península coreana.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!