¿Qué hace una cámara en el cuerno de este rinoceronte?

Especialistas calculan que la caza de rinoceronte incrementó 9,300% en siete años; grupos de protección no tienen capacidad de reacción inmediata.

TheVerge

Las imágenes de rinocerontes y elefantes mutilados en Asia y África podrían desaparecer si el método diseñado por un equipo de expertos en conservación de especies para frenar la cacería furtiva tiene éxito.

El Dispositivo Inteligente Anticacería en Tiempo Real (RAPID, por sus siglas en inglés) de la asociación Protect, combina un collar con tecnología GPS con un monitor cardíaco y una cámara que se coloca en el cuerno de los rinocerontes. La información se transmite las 24 horas de los siete días de la semana a un centro de control donde los equipos de protección pueden monitorear a la población animal.

La caza de los rinocerontes se ha incrementado 9,300% desde 2007 tan sólo en Sudáfrica; uno de los principales asesores de Protect, el doctor Paul O’Donoghue explica: “Cada seis horas se mata un rinoceronte en África. Hay demasiado dinero en juego para pensar que las cosas cambiarán sólo con legislación. Hay que encontrar la forma de protegerlos, el asesinato debe detenerse”.

Con RAPID, el monitor cardiaco detecta si el animal sufre alguna alteración o deja de emitir una señal; esto alerta al centro de control para que un equipo se traslade por helicóptero o camión al lugar del incidente, con lo que se evitaría que los cazadores escapen o mutilen a los rinocerontes.

“Estos dispositivos inclinan la balanza en nuestro favor, si nos enterarnos de la caza en el momento que sucede, podemos responder rápida y efectivamente”, dice el ecologista especialista en mamíferos de la Agencia de Parques y Turismo de Cabo Oriental, Dean Peinke,

Para Claire Bass, director ejecutiva de la Humane Society International en Gran Bretaña, RAPID es un factor de cambio en el combate a la caza furtiva y podría ampliarse a otras especies como tigres y elefantes: “Estamos emocionados de poder financiar este proyecto y esperamos que otros inversionistas nos apoyen para llevar a la práctica lo antes posible”.

Los primeros prototipos ya están en pruebas de campo. Steven Piper, uno de los director de Protect confía que en 2016 se tenga el primer centro de control completamente funcional. “Las cifras son muy claras”, agrega, “no podemos perder más tiempo. Las cosas deben cambiar y podemos hacerlo. Lo único que debe extinguirse en los próximos años es la cacería furtiva”.

Foto: The Verge