¿Qué pasaría si todo el mundo fuera vegetariano?
iStock

¿Te imaginas que todos dejáramos de consumir carne? ¿Cuáles serían las consecuencias y cómo nos afectaría? Existe gran variedad de razones por las cuales ciertas personas deciden ser vegetarianas. Algunas lo hacen con el objetivo de mejorar su salud y estilo de vida; otros, por proteger a los animales. Pero, ¿qué pasaría si todos en el mundo fuéramos vegetarianos?

El vegetarianismo traería todo tipo de beneficios ambientales y para la salud; el impacto negativo sería en los países en desarrollo, esto en término de pobreza, comentó Andrew Jarvis, del Centro Internacional de Agricultura Tropical de Colombia.

Lee: Vegetarianos VS consumidores de carne: ¿quién vive más?

“Muchas personas no piensan en las consecuencias que la producción de alimentos tiene en el clima”, señaló Tim Benton, especialista en seguridad alimentaria de la Universidad de Leed, en Reino Unido.

Anuncio

La producción de alimentos representa entre el 25% y el 30% de todas las emisiones de gases con efecto invernadero generadas por el hombre en todo el mundo, y la mayor parte viene de la producción agropecuaria.

“Pero si consumiéramos un poco menos de carne al día, dejaríamos un mundo mejor para nuestros hijos y nietos”, aseguró Benton.

Por si no lo viste: Una dieta baja en grasas no garantiza perder peso: estudio

La industria alimentaria, especialmente la agrícola, también ocupa mucho espacio, lo que provoca emisiones por la pérdida de biodiversidad debido a la transformación del uso de la tierra. Aproximadamente en el mundo se ocupan unos cinco millones de hectáreas para el ganado. Esto es el 68% del total de tierras agrícolas.

Si todos nos volviéramos vegetarianos, en un mundo ideal, dedicaríamos el 80% de esos pastos a la reforestación, lo que aumentaría la absorción de carbono y aliviaría el cambio climático.

Respecto a la cuestión económica, las personas involucradas en la industria de carne podrían perder sus empleos, especialmente en las comunidades rurales con vínculos con la industria.  Algunos agricultores podrían ser pagados para mantener ganado con fines ambientales.

También puedes leer: Por si no lo viste: Una dieta baja en grasas no garantiza perder peso: estudio

“En el mundo hay más de 3, 500 millones de rumiantes domésticos, y decenas de miles de millones de pollos que cada año se sacrifican para la alimentación”, diijo Ben Phalan, quien investiga el equilibrio entre la demanda de alimentos y la biodiversidad en la universidad de Cambridge.

Sin el ganado, la vida en ciertos lugares sería imposible para los humanos, advirtió Phalan.

La situación en México

¿Cuáles son los hábitos alimenticios del mexicano? Según el Estudio Global sobre Salud y Percepciones de Ingredientes, que realiza la consultora Nielsen, México es el país donde más personas declaran seguir dietas, éstas motivadas por convicciones personales, como ser vegetarianas, flexitarianas y veganas, con un 19, 15 y 9 por ciento respectivamente.

En México, el 59 por ciento afirma que sigue una con bajo consumo de grasas. También, el 83% de los mexicanos comenta seguir una dieta especial que los limita de consumir ciertos alimentos o ingredientes, algo que no sucede con los brasileños y argentinos, quienes no siguen ninguna dieta.

Te puede interesar: Amaranto, cereal que puede combatir la obesidad

Entre los alimentos restringidos se encuentran el azúcar con un 38%, el sodio con un  35 y los carbohidratos con un 32%. Lo que buscan los mexicanos en su estilo de vida alimenticia son productos 100 por ciento naturales, quieren una mayor oferta en productos bajos en azúcar y grasa, o sin grasa. Y casi la mitad de los mexicanos desearía encontrar más productos orgánicos.

Actualmente la población mexicana se encuentra preocupada  por el impacto que pueden ocasionar los ingredientes artificiales a su salud a largo plaza. 

Con información de BBC y NIELSEN

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!