Guy Kawasaki

No hay un camino único para el éxito y no tener ventas masivas no puede ser considerado un fracaso del todo.

Estas son dos de las premisas que Guy Kawasaki, quien fuera chief evangelist de Macintosh en Apple en la década de los 80 y trabajara a lado de Steve Jobs, compartió con los emprendedores asistentes al Campus Party 2016.

Macintosh, y en general, las computadoras de Apple no tienen el mismo porcentaje de mercado que las PC de Microsoft. De hecho sus dispositivos en los últimos 30 años han alcanzado sólo márgenes alrededor del 10%, en comparación con las PC que cuentan con un sistema operativo Windows.

“Macintosh es un fracaso”, dijo Kawasaki, luego de explicar que actualmente el éxito va de la mano con la idea de liderazgo en el mercado y de abarcar grandes porcentajes de éste frente a los competidores.

Macintosh no fue un éxito. Realmente Windows es un éxito”, dijo, luego de aclarar que si el éxito es el dominio del mercado, Apple no es exitosa porque sólo tiene un 10% de éste.

Guy Kawasaki es considerado el creador de lo que hoy se conoce como “marketing de evangelización”, sin embargo, el difiere y cree que el marketing es algo que está más ligado a la ventas, mientras que la evangelización se trata de pasión y de una verdadera convicción por mejorar la vida de los usuarios.

Es por ello que el segundo evangelizador de Apple Inc. afirma que no hay un único camino hacia el éxito, y en ello distinguió a dos tipos de emprendedores: los que piensan en cómo podrían hacer dinero y los que sólo quieren hacer un gran producto.

“Si miras a una de las compañías de Silicon Valley, ellos comenzaron porque los fundadores quisieron utilizar el producto que estaban haciendo. Por eso triunfaron”, aseguró Kawasaki.

La labor evangelizadora de Guy Kawasaki nunca acaba. Luego de escribir 3 libros y de dar cientos de conferencias a emprendedores, en 2014 se unió a Canva, una  compañía de software de diseño a la que describe en la misma línea en la que definía una de las misiones de Apple:

“Canva democratiza el diseño como Macintosh democratizó los ordenadores”, detalló.

Es por ello que afirma que observar el mercado en busca de lo que parece lucrativo para conformar un producto, es un error:

“No creo que funcione, porque no hay pasión en eso, mi producto ideal es el que creas para utilizarlo. Crea un producto que quieras usar y espera no ser el único con esa necesidad”, concluyó Kawasaki.

 

 

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!