Reseña: Google Pixel y sus tres grandes cualidades
Google

Por Jair López

(Expansión).- Podría sonar a poca cosa que un teléfono sólo tenga tres cualidades, y más uno que está hecho por Google. Sin embargo, los nuevos Pixel y Pixel XL de la firma de Mountain View, más que nuevos smartphones en el mercado, representan una mirada hacia el futuro, que sin duda es asombroso, de lo que puede hacer la compañía.

Un asistente que ofrece una experiencia personalizada, una cámara que captura imágenes luminosas y con detalles, y un Android simple, son algunos de los aspectos a destacar del Pixel.

Lee: Kodak lanza smartphone para fotógrafos

Anuncio

El asistente

Si Pixel es diferente no es por su diseño, cámara, la calidad de la pantalla o por ser resistente al agua, polvo o caídas. El verdadero elemento que diferencia a estos teléfonos es Google Assistant, el Siri, Cortana o incluso un Google Now en esteroides.

De la misma manera que lo hace Siri o el mismo Google Now, Assistant es capaz de hacer llamadas, leer mensajes, darte el clima, informar sobre las citas o pendientes en tu calendario, buscar información web, abrir aplicaciones o decirte qué hora es en Timbuktu.

Sin embargo, Google Assistant opera en un nivel mucho más conversacional, de forma similar a un chatbot de Facebook Messenger, pero con voz y con aplicaciones más amplias que las de cualquier otro bot que la red social pueda ofrecer. Por ejemplo, es capaz de entablar una conversación escrita, otorga noticias al gusto del usuario, puede brindar música diaria a cierto horario, arroja poemas e incluso aniquila el aburrimiento a través de algo que llama Emoji Party, que son varios tipos de juegos a través de los emoticones.

Te puede interesar: Google presenta Pixel, su nuevo teléfono móvil 

Esto gracias al poder de contexto e información que le brinda el motor de búsquedas de Google, lo que lo hace superior a Siri de Apple. Por ejemplo, si bien ambos asistentes virtuales son capaces de responder a la pregunta “¿Quién es Barack Obama?”, Assistant va un paso más allá, pues sin necesidad de cambiar la búsqueda responde a preguntas como: “¿Cuánto mide?” “¿Dónde nació?” o incluso “¿Quién fue el presidente antes de él?” y el sistema siempre sabrá que el usuario se refiere a Obama y no a otra persona. Mientras que Siri únicamente se limitará a responderte “Perdón pero creo que no te entiendo”.

Lo malo para los usuarios de México, es que la razón para tener un Pixel por ahora no está alcance de todos, ya que la interacción con este asistente se lleva a cabo sólo en inglés.

No tardará mucho para que pueda entender y hablar español, pero por ahora los usuarios tendrán que limitar sus conversaciones con Assistant al inglés si quieren dar un vistazo a lo mucho que la inteligencia artificial ha avanzado.

En cuanto al resto del software, al ser Pixel el primer equipo que diseñó el gigante de internet por dentro y fuera, la sencillez y buen aspecto del sistema operativo es algo que sobresale respecto a otros dispositivos Android.

Por si no lo viste: Huawei ‘blinda’ sus smartphones contra fallas

El smartphone corre con la versión más pura y limpia de Android 7.1 (Nougat) que el usuario podrá encontrar. Sin aplicaciones basura o el famoso bloatware o interfaz gráficas que otros desarrolladores de teléfonos aman poner en sus equipos. Este es, sin duda, un factor que podría permitir dar el salto desde un iPhone hacia un Android. También destaca la rapidez con la que se ejecutan aplicaciones, la cámara y otras funciones.

Cámara 

Sin duda un as bajo la manga. El nivel de detalle que permite capturar la cámara trasera de 12 pixeles sobresale. Las imágenes tomadas con el equipo arrojan un nivel de nitidez, detalle y brillo relevante. Esto se debe a que integra un lente f2.0 y pixeles largos 1.55μm que dan mayor luminosidad, aún en escenarios oscuros. Sin embargo, Google se olvidó de una tendencia que cada vez toma más fuerza: estabilización óptica.

Cuerpo

Si bien Pixel es fabricado por la firma taiwanesa HTC, el diseño y desarrollo de acuerdo a Google es 100% de ellos.

También puede leer: Lo que debes saber antes de comprar el iPhone 7

De lejos, la apariencia es muy similar a la del iPhone. Líneas que cruzan su parte trasera y aluminio en la mayor parte de este. Sin embargo, el aspecto cristalino del Gorilla Glass en la parte trasera marca un factor importante para diferenciar ambos equipos. Un lector de huella digital también está instalado al reverso y su funcionamiento es excepcional. Ningún error en la prueba y el desbloqueo en menos de un segundo. Un único inconveniente que se ve a primera vista es el grosor del dispositivo, que es de 8.5 milímetros respecto al 7.1 del iPhone 7.

Una de las grandes decepciones de ambos equipos es que ninguno es resistente al agua. Lo cual, en 2016, debería ser casi un estándar para la gama premium de smartphones.

Pantalla

El display del Pixel permite potenciar la calidad que captura en las imágenes. La pantalla brillante AMOLED de 16.77 millones de colores da luminosidad a las imágenes capturadas y permite contrastar los colores oscuros de las fotos. El teléfono de Google opera bajo un procesador Snapdragon 821 y tiene RAM de 4GB.

Quizá te interese: Samsung regresa la memoria a sus smartphones

Por el momento este smartphone se encuentra solo disponible a través del sitio de comercio electrónico Linio a un precio de 16,999 pesos en su versión de 32GB color plata y todavía se desconoce cuándo podría llegar con los operadores en México.

Conclusión

Los nuevos equipos de Google son caros, actualmente se venden en sitios como Linio por 16,999 y 19,500 pesos. Es decir, son equipos que compiten en la gama alta contra marcas como Apple, Samsung y Huawei y como smartphones de alto precio tienen la obligación de tener un buen rendimiento en procesamiento de aplicaciones, una buena cámara, una batería decente (o al menos tolerable) y una excelente pantalla. De lo contrario serían un fiasco y un desperdicio de dinero.

Los Pixel son buenos equipos y, aunque no necesariamente superan en cada aspecto al iPhone o el Galaxy S7, su asistente digital sí sobresale por encima de estos. Eso quizá es lo más importante pues, para ser el primer intento de Google como desarrollador de smartphones al 100%, Pixel y Pixel XL son una gran muestra de lo que el gigante de internet puede hacer al combinar el poder de su buscador y sus plataformas con la telefonía móvil. Algo que sin duda debería poner nerviosos a quienes ya llevan décadas haciendo teléfonos.