iStock

¿A qué retos se enfrenta un emprendedor? ¿Cómo es el camino que se recorre en el ecosistema? Las respuestas a estas cuestiones se destacaron en el panel “Emprendedores tecnológicos de alto impacto hacia el 2020” durante el marco de la quinta edición de INCmty.

Julián Ríos, fundador de Higia Tecnologies y creador de EVA, un brasier que detecta el cáncer de mama; Juan Pablo Martínez Esponda, director de Automatische Technik, empresa que desarrolla brazos robóticos de uso industrial;  Edgar Raygoza, fundador de Global Nanoadditives, empresa que se dedica al desarrollo de nano aditivos para lubricación de presiones y temperaturas extremas en el sector industrial, fueron los panelistas que contaron sus experiencias en las diferentes etapas de su andar emprendedor.

Lee: Crean brasier para prevenir cáncer de mama

Una de las principales razones por las que los jóvenes desisten de emprender a corta edad es “la falta de paciencia”, afirmó el creador de EVA durante el evento, quien compartió una situación que le ocurrió al comenzar su proyecto.

“Un chamaco no va a venir a decirme cómo hacer mi trabajo” fue la frase que escuchó Ríos al exponer su primer pitch a un médico, experiencia que pudo desanimar al joven emprendedor, pero no fue el caso del estudiante, quien a estas alturas ha recibido premios a nivel nacional e internacional gracias al desarrollo de su tecnología.

El alumno del Tec aconsejó a los emprendedores estar conscientes de los retos que conlleva el emprendimiento y el no desistir, quien dijo que “este momento es el único para emprender, a los 18, 19 y 20 años, el cual si fallan no importa, aprenden. En cambio, si fallan a los 30 sí es relevante porque ya dependen económicamente de ustedes”, sostuvo.

Por si no lo viste:Tec, la universidad número 14 en emprendimiento a nivel global

Por otro lado, Juan Pablo contó cómo fue el proceso de lograr que su robot, que permite ahorros en mano de obra, brinda seguridad a los trabajadores y calidad en producto, después de varias versiones, fuera adquirido por la empresa Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

“La negociaciones para tener robots en México son difíciles, primero porque hay un tema de recaudo de inversión. Cuando justificas una máquina como la de  Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma que cuesta 300,000 dólares contra el trabajo de personas empacando botellas cuesta 80 mil pesos al año, es muy difícil hacer que lo valga”, admitió.

El emprendedor señaló que fue hasta tercera generación de su robot, de cinco, cuando dio el paso a la industria. “Con ésta versión pude llamar más la atención”, esto gracias a la implementación de ciertos engranajes que contaban con funcionalidad de grado industrial, fue así como, después de varios intentos, llegó a formar parte la empresa mexicana.

Ryagoza compartió que en un inicio, la patente y el modelo de negocios de Global Nanoadditives estaba enfocado en el desarrollo de lubricantes para motor de auto.

Te puede interesar: ¿Cómo emprender en tiempo de crisis?

El emprendedor contó que “el día más difícil de su vida” fue durante un pitch, pues “en dos horas me tumbaron todo mi sueño que venía construyendo desde cuatro cinco años”, una situación que le sirvió para lo que hoy en día es su startup.

Cuando Edgar expuso su desarrollo a la compañía que visitó, ésta le dio a entender que su proyecto era “inalcanzable”, recuerda, aunque considera que también lo nutrieron y le dijeron el camino debía de seguir para lograrlo, un aspecto que fue fundamental para lo que ahora es su empresa.

“Eso me hizo dirigir a otro segmento que yo tenía como segunda opción: el industrial, un mercado en el cual estamos teniendo un impacto brutal”.

Los emprendedores también compartieron cómo se visualizan en un futuro con sus startups.

También puedes leer: 3 innovadores consejos para emprender que quizás no habías considerado

“Quiero que a nivel internacional mis robots sean utilizados en aplicaciones no convencionales, que no solo se queden en las grandes empresas, si no que sean accesibles paras pequeñas empresas. Me interesa tener un precio mucho más accesibles, tener más ventas y hacer un impacto más grande”,  dijo Martínez.

Edgar dijo que se visualiza en esta la ‘nueva ola’ de lubricantes de última generación basados en nanotecnología. “Creo que como mexicanos estamos, por primera vez, en una posición en la que nos encontramos saliendo al mismo tiempo”, ya que, a diferencia de otras tecnologías, que primero se consumen y luego se replican, en este caso “me he encontrado, a nivel mundial, con dos empresas que están empezando a ser exactamente lo mismo que yo”.

Mientras que Ríos dijo que por ahora su concentración está en EVA,  aunque su equipo de trabajo y él ya encontraron otras aplicaciones para implementar la tecnología del brasier en más prendas en pro de la salud.

5 pasos que debes de seguir para emprender en Fintech

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre