Según la ciencia, tu gato entiende de física

Estos animales comprenden el principio de causa y efecto, así como la ley de la gravedad.

iStock

Los gatos, como la mayoría de los felinos, poseen una extraordinaria agilidad para la relación tamaño-peso de su cuerpo. Incluso se ha observado a estos animales dar saltos de más de 3,5 metros de altura y brincar entre paredes o techos sin más esfuerzo que el de contraer sus patas traseras e impulsarse como un resorte. ¿Significa esto que entienden de física? Casi.

De acuerdo con un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Kyoto, en Japón, los gatos domésticos comprenden el principio de causa y efecto, así como algunos principios básicos de la física. Estas habilidades, junto con su agudo sentido del oído, les permiten por ejemplo ubicar objetos que no pueden ver, lo que puede explicar por qué son tan buenos cazadores.

“Este estudio puede ser visto como evidencia de que los gatos entienden de forma rudimentaria la gravedad”, explica el análisis publicado en la revista especializada Animal Cognition.

Para llegar a esta conclusión, el equipo detrás de este trabajo reclutó a 30 gatos domésticos, los cuales fueron puestos a prueba de manera individual. El experimento consistió en agitar un contenedor frente a ellos. En algunos casos esta acción fue acompañada por un sonido para simular una presa oculta en el interior de la caja, en otros no.

Los animales se mostraron interesados en los contenedores que parecían tener algo. Así, cuando la caja era volteada sobre el suelo, los felinos se mostraron confundidos, esperando que algo cayera. Además, los gatos miraron por más tiempo los contenedores con condiciones incongruentes, como cuando un objeto caía de su interior tras ser agitado sin producir sonido y viceversa.

“Los gatos usan una comprensión causal-lógica del ruido para predecir la aparición de objetos”, dijo al respecto el principal autor del estudio, Saho Takagi.

Esta habilidad distingue a los gatos domésticos de otros animales, como los simios, los cuales, en experimentos similares, no tuvieron resultados tan exitosos. Estos primates parecen utilizar mejor su vista que su sentido del oído.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!