Cortesía Institute of Physics

Científicos de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, desarrollaron un teclado flexible, maniobrable e irrompible, utilizando un tipo de caucho conocido como un elastómero dieléctrico. Los resultados de este proyecto fueron publicados hoy, en la revista Smart Materials and Structures.

“Imagina un mundo en el que, sí se te cae algo, regresa hacia ti con un rebote y sin ningún daño”, dijo Daniel Xu, autor principal del trabajo. “Esa es la ventaja de estos dispositivos de goma.”

El teclado, llamado sensor 2-D, se hizo a partir de una única estructura laminada con dos capas de detección orientadas a 90 grados de diferencia. Esto permite aprovechar su acoplamiento mecánico, al tiempo que se mantiene una separación eléctrica.

“Un beneficio clave de nuestro producto es que, esencialmente, es sólo una delgada lámina de caucho. Se puede envolver alrededor de cualquier objeto” continuó Xu.

De acuerdo con el experto, este dispositivo “también se puede convertir en una especie de piel capaz de detectar el movimiento, lo que sería útil para los atletas, los médicos y para los nuevos controladores de gestos interactivos.”

Por ahora, el teclado se encuentra en fase de prueba, con apoyo de la empresa StretchSense. Se espera que este sea el primer paso en el desarrollo de toda una línea de wearables de goma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre