Foto: Diego Álvarez / Expansión

Por Carlos Fernández de Lara

Lo único que falta para que la siguiente gran empresa disruptora de mercados sea mexicana, es que los jóvenes del país tengan acceso a herramientas como teléfonos inteligentes, internet y software, explicó Eric Schmidt, el presidente ejecutivo de la junta directiva de Alphabet.

“Muchos de ustedes vivieron en un mundo sin teléfonos inteligentes, aún así hoy no pueden concebir gran parte de su vida sin ellos. Vivimos en la era de inteligencia en donde el nacimiento de empresas que transforman por completo mercados como Uber o Airbnb apenas está comenzando y lo único que hace falta para que el siguiente gran disruptor sea mexicano es que las nuevas generaciones tengan acceso a la tecnología y el internet”, explicó Schmidt frente a más 10,000 jóvenes universitarios en su participación de México Siglo XXI de Fundación Telmex.

Puedes leer: Google está por meterse hasta a tu baño

Anuncio

El hombre, en gran parte responsable de crear el liderazgo y administración de Google y de convertirla en la segunda empresa más valiosa del mundo, explicó que en la última década el ecosistema de emprendimiento mexicano ha pasado de ser incipiente y esporádico a tener un dinamismo y ambición similar al que se vive  en Silicon Valley.

“Tengo más de diez años visitando México porque es uno de los países más importantes para nosotros y nunca antes había notado tan nivel de preparación en los jóvenes emprendedores. El talento y las ganas existen, ahora tenemos que darles las herramientas”, dijo.

Schmidt, de 62 años, compartió con la audiencia que su primer trabajo fue en una maderería.

“Me dedicaba a escuchar a los clientes y a determinar qué tronco o madera era mejor dependiendo del espacio que tenían, era bueno para las matemáticas por lo que medir se me  daba”.  

A sus 15 años tuvo su primer acercamiento con una computadora, en ese entonces equipos Unitype de cintas magnéticas.

Comencé en Princeton como arquitecto, pero me di cuenta que no era muy bueno; sin embargo era bueno para desarrollar software  y se me permitió cambiar Ingeniería Eléctrica”, recordó y agregó: “Me gustaría ser joven de nuevo porque hoy tienen acceso a nivel de tecnología jamás antes visto”.

Previo a ser contratado por Larry Page y Sergey Brin, los fundadores de Google, Schmidt trabajó en los laboratorios Bell, en Xerox Palo Alto Research Center (PARC), como ejecutivo de la firma de servidores y software Sun Microsystems y como CEO de Novell.

Pese a tener casi cuatro décadas como empresario dentro del sector de tecnología, Schmidt aseguró que la transformación digital actual será las más importante en la historia de la humanidad.

Puedes leer: Google compra Kaggle para masificar la inteligencia artificial

“Cuando pienso en los siguientes diez años me doy cuenta en cómo la inteligencia de las máquinas nos ayudarán a resolver la mayoría de los retos que enfrentamos y cómo mejorará la salud, educación y comunicación de las personas en todo el mundo, incluido México”, mencionó.

Para explicarse, Schmidt mencionó el caso de Waymo, la nueva empresa de Alphabet dedicada al desarrollo de vehículos autónomos.

“Hoy la inteligencia artificial ya es mejor que los seres humanos ¿por qué entonces no son ellas las que conducen nuestros autos? Las máquinas no beben, no se cansan, no se distraen, los humanos sí. Por eso estamos desarrollado autos autónomos, porque en países como Estados Unidos, y en México la cifra debe ser similar, 90 personas mueren todos los días por accidentes viales”, dijo.

El empresario aseguró que contrario al pensamiento actual, sobre que la inteligencia artificial eliminará empleos o creará más injusticia social, Schmidt explicó que la evidencia en naciones cada vez más digitalizadas muestra que la automatización puede crear más y mejores beneficios económicos.

“Por eso es tan importante que los gobiernos y el sector privado trabajen para dotar de acceso a internet a las personas. La tecnología siempre nos ha permitido progresar, hoy estamos mejor que hace 100 años, a veces nos cuesta trabajo verlo pero es la realidad”, afirmó.

Te puede interesar: Google crea empresa para fabricar coches autónomos

El peor error

Antes de dejar el escenario Schmidt rompió con la idea de que los grandes innovadores nacen y no se forman a través de la educación y alertó a los jóvenes que es una tontería dejar de estudiar.

“La gente que no necesita estudios para hacer grandes cosas son muy, muy pocos. Yo no era lo suficientemente bueno, por eso estudié. Si miras la economía tienes que entender que debes tener estudios si quieres un mejor salario, un mejor puesto o una mejor vida. Son matemáticas, son los datos y los datos no mienten. Por favor terminen sus estudios”, afirmó.

También lee:

Verily, la nueva firma de Alphabet sale a la luz