AFP

Un sismo magnitud 8.2 sacudió el sur de México poco antes de la medianoche del jueves, en lo que es considerado el movimiento telúrico más fuerte que se vive en el país en al menos 100 años, aseguró el sismólogo de la UNAM Gerardo Suárez Reynoso.

En 1985 un terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter, similar al de este jueves se sintió en la Ciudad de México, sin embargo en esta ocasión no hubo cientos de derrumbes y miles de muertos, pero ¿por qué la Ciudad de México no sufrió daños como en aquél entonces?

Lee: Sismo de 1985. La tragedia sigue presente

“El sismo del 85 ocurrió a más de 350 kilómetros del centro del país y el sismo de este jueves se originó al doble de distancia”, explicó el académico de la UNAM.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) ubicó éste terremoto a 137 kilómetros al suroeste de Tonalá, Chiapas, casi unos 700 kilómetros de distancia de la Ciudad de México, lo que explica por qué no hubo daños en instalaciones ni tantas pérdidas humanas en la capital del país.

Los sismos viajan como el sonido: “las ondas sísmicas que generan los terremotos viajan por el interior de la tierra y a medida que se propagan se atenúan”, destacó.

Te puede interesar: Se registra sismo en la Ciudad de México

Gerardo Suárez recomendó a la población a seguir las recomendaciones de Protección Civil, así como identificar zonas seguras dentro de oficinas y casas, ya aunque no se puede predecir, un nuevo sismo de tal magnitud podría ocurrir.

“Las réplicas continúan, hasta el momento ya van más de 250 y continúan ocurriendo, esto es algo que siempre sucede cuando hay grandes sismos.

Generalmente las réplicas son de menor magnitud conforme pasa el tiempo, sin embargo no debemos descartar que haya una réplica importante, destacó el investigador.

“Recuerdo el caso de 1985, el temblor ocurrió a las siete hora del día 19, y el día 20 ocurrió una réplica sumamente fuerte de 7.5, casi 36 horas después”.

Por si no lo viste: ¿Cómo se produce un terremoto?

No es sismo común

La sismicidad de la costa del Pacífico, desde Jalisco hasta Chiapas, se produce por el contacto entre la placa de Cocos y placa Norteamérica (sobre la que se encuentra nuestro país. Sin embargo, este temblor “no es un típico temblor generado por el choque entre placas, es un sismo que ocurrió sólo en el interior de la placas de Cocos”, asegura el geólogo.

“No está directamente generado por la zona de contacto. Pero está relacionado por el fenómeno que llamamos de subducción”, proceso por el que una placa litosférica oceánica se hunde bajo otra placa, ya sea oceánica o continental.

Te recomendamos:

¿Por qué aparecieron luces en el cielo durante el temblor en México?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre