Cortesía Someone Somewhere

Ayudar a otros inspira. Prueba de ello es la startup EXATEC Someone Somewhere, un e-commerce que nació con la idea de apoyar a las comunidades indígenas de México al dar a conocer su trabajo artesanal y hacerlo llegar a consumidores de todo el mundo. Te invitamos a conocer su historia.

Enrique Rodríguez, Fátima Álvarez y José Antonio Nuño estudiaron juntos la preparatoria. Fue en ese entonces que, al trabajar como voluntarios con estos grupos, activaron su espíritu altruista y emprendedor.

“Queríamos hacer algo con más impacto”, explicó Nuño, director general de Someone Somewhere, en entrevista con Tec Review Web, “así que nos metimos más a fondo en la vida de estas personas para entender de qué forma podíamos hacer algo junto con ellos”.

Las “increíbles” artesanías que estas comunidades producen “enamoraron” a estos jóvenes, quienes decidieron apostar por estas para aumentar las ganancias de quienes las elaboran y ayudarlos así a “salir del círculo de pobreza”, según comentó José Antonio Nuño.

Para poner a prueba esta idea, el grupo de startuperos empezó a vender entre amigos y conocidos camisas con bordados en los puños y en el cuello con ayuda de cinco artesanos.

“La idea era combinar lo que estas personas hacen con productos modernos, que el consumidor sí use, en lugar de que las artesanías se vieran sólo como souvenirs”, detalló el emprendedor EXATEC, “a la gente le gustó porque es algo 100% mexicano pero está adaptado a su estilo y, a los habitantes de estas comunidades, les permitió incrementar sus ingresos”.

Un par de años más tarde, Enrique, Fátima y José Antonio decidieron llevar su idea al siguiente nivel. “Después de vender en bazares y eventos, nos dimos cuenta de que el proyecto tenía un potencial gigantesco”, recordó el entrevistado, “entonces participamos en el concurso internacional Premio al Estudiante Emprendedor (de The Entrepreneurs Organization). La idea le encantó a todos los jueces”.

Al regresar de Estados Unidos, en donde se llevó a cabo la final, el equipo empezó a trabajar con la aceleradora The Unreasonable Institute, con quien definieron el mercado que iban a “atacar”.

“Vamos por los millenials, por personas a las que les gustan las aventuras, los viajes y los conciertos”, agregó Nuño.

El siguiente paso en su crecimiento consistió en empezar a trabajar con más comunidades de Puebla, Oaxaca, Chiapas; así como aumentar su catálogo de productos. Actualmente cuentan con más de 40 diferentes entre playeras, camisas, gorras, mochilas, morrales, bolsas y estuches, entre otros.

Cortesía Someone Somewhere
Cortesía Someone Somewhere
Cortesía Someone Somewhere
Cortesía Someone Somewhere
Cortesía Someone Somewhere
Cortesía Someone Somewhere

Para lograrlo, lanzaron una campaña en Kickstarter que, con un levante superior a un millón de pesos, prácticamente duplicó su meta económica. “Fuimos la tercer campaña de crowdfunding más fondeada en la historia de México”, aseguró el entrevistado.

Finalmente, en 2015, tomaron el nombre de Someone Somewhere y adoptaron el modelo de e-commerce. Hasta el momento, cerca de 150 artesanos trabajan con este grupo, el cual se encarga de hacer llegar sus productos a todo México y más de 25 países alrededor del mundo.

Además, ya cuentan con un equipo de diseño que trabaja junto con las comunidades indígenas para “combinar lo que ellos hacen con lo que la gente busca”, dijo el director general de la startup; así como con la participación de alumnos del Tec de Monterrey y la Universidad Iberoamericana, quienes realizan su servicio social dentro de este proyecto.

De acuerdo con José Antonio Nuño, el siguiente gran reto de Someone Somewhere es desarrollar nuevos productos y cerrar el 2016 con un total de mil colaboradores de origen indígena. Todo esto con el objetivo de seguir apoyando la economía de estas personas.

“Todo se calcula para que un artesano, que trabaja cinco o seis horas al día, gane lo suficiente para salir junto con su familia de la línea de pobreza”, finalizó.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre