Galería: el exitoso primer lanzamiento del cohete más potente
AFP

El primer lanzamiento del hasta ahora cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy de la compañía SpaceX, fue un éxito. La pregunta ahora es ¿qué sigue tanto para la firma como para la nave?.

Resultado de imagen para Falcon Heavy

Por lo pronto, el mercado más inmediato en el que se abrió camino SpaceX con el despegue de prueba del Falcon Heavy es el del lanzamiento de satélites demasiado pesados para la competencia, ya que este cohete es capaz de llevar hasta 64 toneladas a bordo, es decir, dos veces más que el Delta IV Heavy.

A ello se suma la recuperación y reutilización planificada de lanzadores, lo que hace de la oferta de esta empresa hasta tres veces más barata en comparación con el resto.

Hasta el momento, la compañía de Elon Musk ya ha seducido a dos clientes: Arabsat, un consorcio de satélites de comunicaciones de países árabes, y a la fuerza aérea estadounidense.

Por otro lado, el gobierno estadounidense se ha dicho a favor de la idea de asociarse con el sector privado para llevar seres humanos de vuelta a la Luna, así como a un nuevo destino: Marte. SpaceX y su Falcon Heavy están en la mira de la Casa Blanca, así como Blue Origin, la también empresa de transporte aeroespacial de Jeff Bezos.

Pero la colonización del planeta rojo es también un objetivo personal a largo plazo de Musk y el lanzamiento del Falcon Heavy es un paso hacia adelante en su ambicioso proyecto. El siguiente será reemplazar la hoy nave más potente por la apodada Big Fucking Rocket.

De acuerdo con su diseño actual, ésta medirá 106 metros de altura y tendrá un empuje de 10.8 millones de libras, lo que la haría la más poderosa que jamás se haya construido.

¿Qué pasará con el Falcon Heavy que ya está en el espacio?

Resultado de imagen para Falcon Heavy

Regresando al Falcon Heavy que despegó con éxito este 6 de febrero desde Cabo Cañaveral, Florida, y al Tesla Roadster rojo que lleva a bordo, su futuro es menos prometedor.

De acuerdo con una publicación de Live Science, lo más probable es que parte del cohete y sin duda el automóvil terminen deshechos por el impacto con objetos sólidos, como micrometeoritos, y principalmente debido a la radiación.

Mientras que en la Tierra un poderoso campo magnético y una atmósfera nos protegen de ésta, en el espacio el Falcon Heavy y el Tesla Roadster están desprotegidos. Tanto sus partes plásticas como aquellas compuestas por materiales como la fibra de carbono se degradarán poco a poco por la radiación que emite el Sol y por los rayos cósmicos.

Eventualmente, explica el texto, la nave y el coche serán reducidos a solo sus partes inorgánicas, es decir, aquellas compuestas por aluminio, metales o vidrio.

“Mil millones de años es mucho, mucho tiempo”, dijo Richard Sachleben, químico retirado y miembro del panel de expertos de la American Chemical Society, sobre el tiempo que podría pasar antes de que esto suceda, “así que no se sabe exactamente cómo será para entonces”.

Galería: el exitoso primer lanzamiento del cohete más potente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre