Spencer, el robot que ayuda a los pasajeros en apuros

Conoce a Spencer, un androide que se encargará de orientar a los pasajeros.

Cortesía LASS Laboratoire

El aeropuerto internacional de Shiphol en Amsterdam, Holanda, es muy transitado y amplio, por lo que los usuarios tienden a extraviarse e incluso a perder sus vuelos. Por ello, la aerolínea local KLM buscó a un equipo de expertos de la Universidad de Örebro para que le ayudara a resolver el problema.

El resultado es Spencer, un robot sin brazos que se encargará de orientar a las personas.

El proyecto es financiado por la Comisión Europea y cuenta con el respaldo de diversas empresas en cinco países diferentes.

Este lunes el androide hará su debut, en el que tendrá que enfrentar por primera vez el ajetreo de un día habitual en el aeropuerto de Shiphol. Tras esta prueba, los investigadores realizarán los ajustes que consideren necesarios para que Spencer empiece a trabajar en marzo.

¿Cómo funciona?

Spencer está programado con un algoritmo que lo hace capaz de detectar objetos y distinguir a las personas. Además, puede acompañar a los usuarios hasta su destino y abandonarlos tras haberlo conseguido. Sus creadores aseguran que no se pierde ni se satura de tareas.

Uno de los aspectos que destacan entre sus características es su capacidad para ‘comprender’ el comportamiento humano y actuar en consecuencia, algo que pocos androides pueden hacer hasta el momento.

El único problema al que podría enfrentarse Spencer mientras cumple con su labor es que aún no logra distinguir bien objetos que están temporalmente en un sitio, como bultos y maletas, por ello la importancia de probarlo en un escenario real.

Sin duda este robot sembrará un precedente para la utilización de androides en labores cotidianas.