El consumo de música en streaming no sólo revolucionó la industria musical y expandió una parte del sector tecnológico, también está a punto de revivir uno de los rubros publicitarios que en tiempos de Don Draper era el rey: la publicidad en radio.

De acuerdo con el Reporte 2015 de Internet Radio Ad Load de la firma de estudios de mercado XAPP, la publicidad en audio y en específico, en radio digital, creció cinco 5.4 veces más a nivel global con anunciantes únicos.

Las ganancias, de acuerdo con eMarketer, una de las compañías consultoras de marketing más grande a nivel global, ascendieron a los 160 millones de dólares en 2015 y en 2019 se espera que supere los 192 millones de dólares en todo el mundo.

En Estados Unidos, Statista, sitio de consulta y proveedor de estadísticas de mercado, el gasto que destinan las compañías en publicidad en radio digital durante 2010 fue de más de 16,000 millones de dólares, mientras que en 2015 llegó a los 17,430 millones de dólares.

Para PricewaterhouseCoopers (PWC) esta cifra llegará a los 17,660 millones de dólares en 2016, y en 2019 alcanzará los 18,1400 millones de dólares.

Getty Images
Getty Images

Como música para tus oídos

Los responsables de este nuevo repunte del radio son entre otros, los millennials y en general todos los consumidores de servicios de música por streaming, que en promedio pasamos alrededor de 13 horas al día conectados, con o sin audífonos.

Efectivamente, los nuevos ‘reyes’ de este tipo de marketing son Pandora, Spotify, Deezer, Rdio, Apple Music, Tidal, Prime Music y Soundcloud, con su nueva integración de anuncios.

El tiempo que pasamos atrapados en nuestro playlist ha permitido a las marcas llegar a una audiencia cautiva y estudiada, con la oportunidad de impactarla alrededor de 25 segundos por hora, lo que representa casi 88 impresiones al mes, cifra inalcanzable para ciertas plataformas tradicionales de publicidad, incluso online.

Otro de los alcances y ventajas de esta plataforma es el alcance que tiene con el segmento de los nuevos consumidores, es decir, los millennials y ahora la Generación Z, que consumen gran cantidad de servicios en este tipo de plataformas.

Es por ello que la industria de la música fue la primera en medir el impacto de estas nuevas inversiones: el streaming le dio su primera ganancia en 20 años, luego de reportar un aumento en sus ventas del 3.2% en 2015.

Sin embargo, reportes como el de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) explican que este aumento es muy lento e imperceptible para los miembros del sector musical, caso contrario al área de anuncios y publicidad, que es la que más ganancias constantes aporta.

De acuerdo con el reporte 2016 de la IFPI, los beneficios de la publicidad en la música aumentaron a 385 millones de dólares, gracias a modelos como YouTube y la versión gratuita de Spotify, que permitieron que las regalías de la radio digital se colocaran en 803 millones de dólares por primera vez.

Getty Images
Getty Images

Móvil, el mejor aliado de la música en streaming

Cuando los anunciantes planean destinar presupuesto en radio digital o en plataformas de música, lo único que tienen en mente es tu smartphone.

ComScore estima que el consumo móvil en servicios de transmisión on line proviene en 79% de teléfonos móviles.

El último conteo de eMarketer estima que en 2016, la publicidad en radio por internet y streaming móvil alcanzó los 42,000 millones de dólares.

Dicho conteo también contempla el consumo de webcast y podcast. Al parecer la radio hablada también está de vuelta.

Latinos, la mejor audiencia

En 2015 los latinoamericanos escucharon 4.5 horas de radio online a la semana, y pasaron 6 horas consumiendo canales de radio en streaming.

Según un informe de la agencia Audio.ad, la mayoría de las personas que escuchan estos medios en Argentina, Chile, Colombia, México y Perú, lo hacen a través de computadoras de escritorio y en sus trabajos, o mientras navegan en internet.

En promedio, el 52% de las personas en toda la región combinan este consumo con el uso de redes sociales, en México, este porcentaje llega al 80%.

Getty Images
Getty Images

La publicidad de los coches del futuro

En cuatro años la cantidad de automóviles con auto conducción podría llegar a los 10 millones.

Para Ford Motors, esto no sólo está cambiando la manera en la que todos manejamos, sino que también influirá en nuestra manera de consumo.

En Estados Unidos, el promedio de tiempo en carretera es de 50 minutos por día.

50 minutos en los que podremos elegir qué ver, hacer y escuchar.

Para PWC, representa una oportunidad que incluso las compañías automotrices aprovecharán, ya que pondrán en oferta verdaderos paquetes tecnológicos para los usuarios, en los que la “publicidad cautiva” capte la mayoría de los 43 billones que tanto empresas como individuos invertiremos en coches autónomos hacia 2020.

 

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre