iStock

(Notimex) – ¿Te costó trabajo levantarte? ¿Sientes que “dormiste menos”? ¿Deseas que ya sea de noche para volver a conciliar el sueño? Sí, seguro eres una víctima más del cambio de horario. Te hacemos algunas recomendaciones para que puedas sobrevivir a esta alteración en tu descanso.

Con la finalidad de adaptarse con mayor facilidad al cambio de horario, el especialista Rubén Santoyo Ayala, el subdirector Médico del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco en el turno nocturno y fundador de la Clínica del sueño en el nosocomiodestaca destacó evitar tomar siestas prolongadas.

Es especialista agregó que en todo caso es importante que la siesta sea breve, para que llegada la noche y la hora de ir a dormir no exista dificultad para conciliar el sueño.

Lee: ¿No puedes conciliar el sueño? Estos alimentos te podrían ayudar

Santoyo Ayala mencionó que el horario de verano, el cual tiene la particularidad de adelantar una hora el reloj, propicia en algunas personas la sensación de “dormir menos”, un punto totalmente falso.

El especialista comenta que se trata de una adaptación que llevará aproximadamente tres semanas, aunque los niños menores de cinco años de edad y los adultos mayores son quienes suelen tener más dificultad para acostumbrarse al cambio biológico.

Por si no lo viste: Este es el secreto para dormir placenteramente

Santoyo Ayala explicó que debido a que oscurecerá más temprano, “algunos andarán con somnolencia en el día, ya que se acostarán y no podrán dormir, por lo cual es necesario tratar de no modificar los hábitos de sueño, a los que ya estamos habituados”.

“Es decir, lo óptimo es acostarse a la misma hora todos los días y levantarse en el horario acostumbrado, para que el organismo no resienta los cambios y se mantenga en estado relajado”, añadió.

El también neumólogo y médico internista, manifestó que la gente debe “hacer su rutina de siempre, no hagan siestas mayores de 30 minutos, para poder tener sueño reparador en la noche”.

También puedes leer: Dormir poco te puede provocar esta enfermedad

Santoyo destacó que es importante tener higiene del sueño, lo que implica no cenar copioso, no ingerir después de las 18:00 horas café o té, no fumar, ni ingerir alcohol ni otras sustancias y no realizar ejercicio extenuante cerca de la hora de dormir.

En cuanto al entorno, afirmó se debe evitar tener relojes luminosos en la habitación, así como celulares, tablets, computadoras o televisores, y además procurar que sea “un espacio tranquilo, ni frío ni caliente, para lograr un sueño reparador que sea de seis a ocho horas”.

TE RECOMENDAMOS: 

¿Cómo recuperar tu rutina de sueño después de las vacaciones?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre