iStock

Por: Jansel Jiménez

El futuro está a punto de alcanzarnos y, además del próximo agotamiento de hidrocarburos, el calentamiento global, la escasez de agua potable y el aumento de la población mundial son situaciones que generarán problemas que ni siquiera imaginamos.

En este sentido surge, por vez primera en la Ciudad de México, una propuesta académica cuyo cometido es convertirse en faro que guíe a los tomadores de decisiones, de los sectores público y privado, en la resolución de estos asuntos. Se trata de la Maestría de Prospectiva Estratégica, del Tecnológico de Monterrey.

“El objetivo de este programa es precisamente tener una evaluación, mediante las mejores herramientas analíticas, de la prospectiva y el futuro de las grandes preguntas que estamos enfrentando: una de ellas es el tema energético”, expresa Alejandro Poiré Romero, Decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, del Tec de Monterrey.

Dado que los estudios y los proyectos a largo plazo no han sido lo suficientemente desarrollados en el país, muchas de las reformas que el gobierno mexicano ha hecho en los últimos 10 años están resolviendo problemas que surgieron en el siglo pasado y no fueron atendidos a tiempo, de acuerdo con el también doctor en ciencia política por la Universidad de Harvard.

“La Reforma Energética, por ejemplo, está resolviendo el problema de cómo poder hacer el máximo uso de nuestra reserva de hidrocarburos y eso esta muy bien, pero sólo es una parte. La otra parte es prepararnos para un mercado eléctrico fundamentado principalmente en energías no basadas en petróleo”, explica Poiré Romero.

También es necesario, según el académico, generar modelos interpretativos rigurosos que permitan apostar por la mejor solución en escenarios inciertos. “Esta maestría sirve para mejorar sustancialmente la toma de decisiones en entornos de gran incertidumbre con las mejores herramientas analíticas y teóricas”, agrega.

Y aunque el conocimiento de la historia es necesario para no caer en los mismos errores, en un contexto de nación no es suficiente este tipo de aproximaciones para afrontar las coyunturas venideras, de acuerdo con Robert Lempert, doctor en física aplicada por la Universidad de Harvard.

“La historia es importante para entenderla, pero es necesario también tener un modelo mental de cómo el mundo funciona, para encontrar soluciones”, señala.

El especialista en estudios prospectivos, quien formó parte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, organización que recibió el premio Nobel de la Paz, en 2007, también considera que maestrías, como la ofrecida por el Tec, sirven para elevar el nivel de estrategia de los actores políticos que deben actuar con visión del porvenir.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre