Nada detiene a este autobús capaz de elevarse sobre el tráfico
TEB Technology

En agosto de 2016, un autobús eléctrico con espacio para 300 pasajeros llamado TEB-1 demostró ser capaz de atravesar el tráfico de la ciudad china de Qinhuangdao sin que ningún congestionamiento vial pudiera detenerlo. Sin embargo, tras captar la atención del mundo hace unos meses, hoy parece que la ruta del futurista transporte llegó a su fin.  

Nombrado así por las siglas en inglés para Autobús Elevado de Tránsito, el TEB-1 fue desarrollado por un equipo de expertos de Beijing, quienes buscaban una solución para el gran problema de circulación que sufre la ciudad, así como para la cada vez más preocupante concentración de contaminación en las grandes urbes chinas.

Sus 22 metros de largo, 4.8 de alto y 7.8 de anchura; así como su forma de túnel, le permitían a este vehículo circular sobre dos carriles a la vez, sin obstruir el paso a los coches. Pero el gigantesco autobús está actualmente aparcado en una zona de pruebas al norte de China, donde se convirtió en un elefante blanco que entorpece el paso.

En lugar de ayudar a eficientar el tránsito, el TEB-1 es ahora causa de embotellamientos en Qinhuangdao. Los automóviles que transitan en ambas direcciones tienen que aglomerarse al otro lado de la carretera para sortear al autobús y a las pistas de prueba que fueron construidas especialmente para este vehículo.

La compañía detrás de este proyecto, TEB Technology, aseguró que restablecería el sitio a su estado original antes de que terminaran los ensayos de agosto, de acuerdo con la agencia de noticias china Xinhua, pero eso nunca sucedió. Mientras tanto, funcionarios del gobierno local se han limitado a declararse “conscientes” de que las pistas continúan ahí y de que causan problemas de tránsito.

Ante esta situación, los residentes del lugar empiezan a presentar quejas, al tiempo que los medios estatales comienzan a cuestionar la legitimidad del proyecto. Estos expresan su preocupación sobre que el proyecto haya sido en realidad un truco publicitario financiado por un programa de préstamos entre particulares sin mediación de una institución financiera, algo que ya ha dado pie a estafas en China.

Algunos noticiarios locales informan que los auspiciadores del TEB-1 se encontraban en problemas financieros después de prometer a inversionistas retornos excesivamente ambiciosos. CNN afirmó que realizó repetidas llamadas telefónicas a TEB Technology que quedaron sin respuesta, y que, cuando visitó la oficina de la compañía en Beijing en diciembre, “la mayoría de las luces estaban apagadas”.

Un empleado que se encontraba en el lugar dijo que desconocía cuáles eran los planes futuros de la compañía para el autobús elevado o cualquier otro proyecto, publicó CNN, y agregó que tal persona comentó que el vehículo probado en Qinhuangdao era sólo un prototipo, que el TEB-1 real estará listo a mediados de este 2017.

“Pero debido a la falta de dinero, la empresa no puede hacer nada”, señaló el empleado, quien prefirió permanecer anónimo al no estar autorizado a hablar con la prensa. Su tarjeta de visita lo identificaba como el director de Desarrollo de TEB. Los habitantes de Qinhuangdao aún deben lidiar diariamente con los restos de este proyecto, sin conocer cuándo terminará el problema, o si lo hará.

CON INFORMACIÓN DE CNN

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre