Alumnos del Campus Guadalajara del Tecnológico de Monterrey desarrollan un instrumento de medición de dióxido de nitrógeno (NO2) por petición de GLOBE (Global Learning and Observations to Benefit the Environment), una organización auspiciada por la NASA, entre otras agencias del mundo.

El equipo, compuesto por poco más de 10 estudiantes, busca generar un dispositivo electrónico para monitorear las concentraciones de NO2 lo suficientemente barato para que jóvenes de educación media y media superior puedan utilizarlo en diferentes partes del mundo.

La directora de Proyectos de Educación del Goddard Space Flight Center para México de la NASA, Gloria Faus Landeros, dice que el dióxido de nitrógeno desencadena problemas graves “sobre todo respiratorios y cardiovasculares. Es prácticamente un veneno para la respiración del ser humano”.

Faus Landeros dijo que con un instrumento de medición “se puede monitorear para conocer la cantidad de presencia de NO2 en la urbe, en qué horas está más presente y lugares de mayor concentración que nos ayudarán a identificar fuentes y sugerir opciones para aminorar su presencia”.

Anuncio

Los automóviles son uno de los principales generadores de NO2 y, de acuerdo con el Inegi, México es uno de los países con más vehículos por habitante en América Latina.

La coordinadora del proyecto en el Tecnológico de Monterrey trabajó también con los investigadores holandeses Edward Celarier y Deborah Stein Zweers, creadores del instrumento de medición que se utiliza comúnmente pero cuyo componente químico, el luminol, representa un riesgo para el usuario.

El trabajo en el instrumento de medición comenzó en agosto de 2014 y se espera tener el prototipo en mayo. Esta es la segunda ocasión que el Tecnológico de Monterrey realiza un instrumento para GLOBE, el primero fue un fotómetro solar.

GLOBE es una red que incluye a más de 5 mil escuelas de 131 países del mundo que busca difundir en los estudiantes y jóvenes en general el conocimiento de su entorno y el cuidado del planeta.