Tec de Monterrey

Ante la escasez de fuentes para ingerir Vitamina D, la investigadora del Grupo de Enfoque en Medicina Molecular, de la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey, doctora Luz Leticia Elizondo, realiza un estudio para demostrar su papel en el tratamiento de enfermedades como diabetes e hipertensión

El proyecto consiste en suplementar con vitamina D durante un año a un grupo de pacientes con insuficiencia cardiaca, para demostrar que las altas dosis de esta vitamina pueden remodelar los tejidos cardiacos y optimizar las funciones del corazón, mejorando su calidad de vida.

“Se tomaron pacientes con insuficiencia cardiaca grado 3 o 4, es decir, muy incapacitados para su vida diaria, y con deficiencia de vitamina D. Lo que se pretende es bajar las sustancias inflamatorias que producen coágulos y además medir cómo regula su colesterol, triglicéridos, glucosa y otros factores de riesgo que agravan su insuficiencia”, dijo la doctora Elizondo.

La innovación del estudio, que no existe en la literatura científica, se basa en la realización de una resonancia magnética del corazón al inicio de la investigación y otra al finalizar, para constatar si hay remodelación en las paredes del corazón, las cuales con la insuficiencia cardiaca se adelgazan y no se contraen lo suficiente para impulsar sangre al resto del organismo.

Cada trimestre se realizarán mediciones a los pacientes para observar su evolución y al cumplirse el año, se medirán todos los parámetros y se realizará otra resonancia para saber si hubo modificaciones en la estructura y función del corazón.