La tecnología actual aporta grandes beneficios a la humanidad, simplifica nuestras tareas diarias y mejora sectores tan necesarios como la medicina, la comunicación o la investigación científica. Sin embargo, no podemos negar que una parte importante de los avances de los últimos años sería, sin duda, aprobada por el lado oscuro de la fuerza. Aquí te presentamos algunos.

Armas nucleares

iStock
iStock

Quizás no tenemos rayos capaces de hacer estallar la Estrella de la Muerte de una sola vez pero, las armas nucleares son definitivamente las más insidiosas y letales que tenemos en la Tierra.

Su radio de acción alcanza decenas o centenares de kilómetros a partir del punto de detonación. Además, las armas nucleares dejan daños colaterales como la contaminación radiactiva y el invierno nuclear.

Hasta ahora, 10 países las han detonado satisfactoriamente. Entre ellos Estados Unidos, Rusia y China.

Prism

Gizmodo
Gizmodo

Monitorear a los tontos jedis es tedioso y consume mucho tiempo de la agenda maligna. Por ello, estamos seguros que el imperio estaría encantado con Prism. Se trata de un programa clandestino de vigilancia electrónica operado por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA).

Este permite una recolección masiva de comunicaciones procedentes de al menos nueve grandes compañías estadounidenses de internet, como —posiblemente— Facebook, Google y Apple, aunque ninguna ha confirmado este rumor.

Drones militares

U.S. Air Force
U.S. Air Force

Todos sabemos que R2-D2 hubiera sido mucho mejor manejando el X-Wing que su amo, y es claro que Darth Vader no hubiera sido molestado por Han Solo de no haber sido por los pilos humanoides incompetentes, por lo que podemos concluir que los drones militares estarían muy arriba en la lista de deseos del imperio.

Tal es el caso del MQ-9 Reaper, propiedad de la fuerza aérea estadounidense. Este vehículo aéreo no tripulado puede alcanzar los 480 km/h y, aunque su principal función es la vigilancia, también se le pueden incorporar armas.

También está el MQ-1 Predator, al que el país norteamericano acoplo misiles Hellfire.

Clonación

iStock
iStock

La clonación fue uno de los factores clave que facilitaron el final de la República Galáctica y el amanecer del Imperio Galáctico en su lugar. A través de ella, un vasto ejército de clones fue creado en Kamino con el propósito de servir a la República.

El proceso para crear una copia genéticamente idéntica de un organismo ya es una realidad en nuestro planeta. Ésta va desde la oveja Dolly, que ‘nació’ en 1996, a la creación de la mayor fábrica de animales clonados hasta ahora, la cual se encuentra en China. Ésta comenzará a producir perros, caballos y vacas el próximo año.

CON INFORMACIÓN DE TECHRADAR 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!