Tecnológicas, los peores enemigos para Trump
AFP

Por Jair López

¿Qué tanto le conviene al presidente estadounidense, Donald Trump, tener como ‘enemigas’ a las compañías tecnológicas?

Tomando en cuenta el peso que tiene tal industria en la economía de Estados Unidos, la cual contribuye con 7.1% del Producto Interno Bruto (PIB) de dicho país y con casi siete millones de empleos, la respuesta a la pregunta es: no es nada conveniente, de acuerdo con expertos en la materia.

Las medidas migratorias anunciadas la semana pasada por Trump, que prohíben el ingreso de ciudadanos de al menos siete países, en su mayoría musulmanes, causaron la molestia de varios de los gigantes tecnológicos, entre ellos Google, Apple y Facebook.

Anuncio

Además, reportes apuntan a que la administración del mandatario estaría preparando un borrador de una nueva orden que limitaría el número de visas H-1B, las cuales son utilizadas por la mayoría de las compañías tecnológicas para emplear por periodos extensos a migrantes.

Para Adolfo Laborde, Profesor Investigador de Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey, las medidas anunciadas por Donald Trump causarán un efecto negativo para la economía estadounidense hacia futuro.

“Le afectaría en un momento en la captación de ese capital humano que ayuda a la innovación y a la creación de nuevas patentes, por ejemplo. Y también, hacia futuro, habría un impacto en la generación de riqueza y en la aportación al PIB porque estos talentos no podrían trabajar en estas compañìas o bien en Estados Unidos”, señaló Laborde.

De acuerdo con la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de Estados Unidos, la contribución de la industria tecnológica al PIB de tal país fue de 1.3 billones de dólares o 7.1% en 2015.

De acuerdo con el investigador del Tec, de mantenerse las medidas de forma permanente podría obligar a las compañías a instalar a dicho talento en sus filiales fuera del territorio.

“La contratación de ingenieros extranjeros representa un ahorro en salarios para este tipo de compañías. Lo que pueden hacer es abrir filiales o instalar en las que ya tienen a ese personal para evitar los problemas migratorios”, agregó Adolfo Laborde.

En empresas como Google, los colaboradores provenientes de Asia, representa al 32% de su plantilla laboral de manera general. En puestos técnicos representan el 37%. Sundar Pichai, originario de India y quien se desempeña como CEO de la empresa, pertenece a dicho porcentaje.

En Apple, de las nuevas contrataciones que tiene el fabricante de iPhone, el 24% corresponde a asiáticos, siendo la segunda mayor raza después de los blancos.

Tecnológicas, un motor de empleos

Las empresas de tecnología en Estados Unidos son ya una de las industrias que aportan más empleos en el país.

Según el estudio Cyberstates 2016, que se encarga de analizar el impacto del sector tecnológico, en 2015 las tecnológicas emplearon a 6.7 millones de personas en Estados Unidos, 200,000 empleos más que un año antes.

El sector tecnológico se coloca como uno de los que brinda mayor ocupación, por arriba del de la construcción (6,30 millones), finanzas y seguros (5.70 millones), y automotriz (1.54 millones).

Las empresas que alzaron la voz

La semana pasada Donald Trump firmó un par de Órdenes Presidenciales, una de las cuales prohíbe la entrada durante 30 días de ciudadanos de Sudán, Irán, Irak, Libia, Siria, Yemen, y Somalia. También anula los visados de asilo político para personas de cualquier país durante cuatro meses.

Diferentes ejecutivos de compañías tecnológicas se manifestaron en contra de estas medidas.

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, fue uno de los primeros en alzar la voz. En su perfil, el empresario con una riqueza de 57,000 millones de dólares, se dijo preocupado por las medidas que signó Trump.

Tim Cook, CEO del fabricante del iPhone, envío un correo a sus empleados indicando que era una política que no era apoyada por Apple.

Alphabet, matriz de Google, solicitó a los empleados que se ven afectados con dicha medida a no salir del país.

Otros ejecutivos, como Travis Kalanick, fundador y CEO de Uber calificó como un “injusto decreto migratorio del Presidente”.

Empresas como Airbnb, señalaron que otorgarían asilo de manera gratuita a personas provenientes de los países afectados.

También IBM, una de las corporaciones que mayor número de personas emplea en Estados Unidos, se manifestó a favor de la diversidad, inclusión y tolerancia.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!