El Tec y la UNAM se unen para innovar en proyectos de alto impacto

Se creará el Premio UNAM-TEC en Investigación de Energía

UNAM

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), firmaron un convenio para impulsar actividades académicas, culturales y de investigación en áreas como la energía, salud, educación y tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

El documento, con vigencia de cinco años y posibilidad de prórrogas por periodos similares, juntará la capacidad científica y tecnológica de la UNAM con la capacidad de transferencia tecnológica, vinculación empresarial y emprendimiento del Tec, con el fin de crear proyectos de alto impacto.

El acuerdo fue firmado el 3 de mayo por Salvador Alva, presidente del Tecnológico de Monterrey y Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, en la Torre de Rectoría de Ciudad Universitaria.

“Nos llena de orgullo poder unir fuerzas con la máxima casa de estudios de nuestro país para contribuir con la transformación de la educación que México tanto necesita. A través de esta colaboración seguimos materializando una de nuestras principales iniciativas estratégicas. Investigación que Transforma Vidas, que busca generar soluciones innovadoras para el desarrollo económico, social y sustentable de México”, dijo Alva.

Graue Wiechers dijo que el panorama educativo del país exige que las instituciones de educación superior sigan creciendo y sumando esfuerzos, además de buscar nuevas formas de enseñar, pues sólo se atiende a una tercera parte de los jóvenes en edad de cursar este nivel educativo.

El talento académico entre la UNAM y el Tec de Monterrey suma más de 45,000 profesores en áreas clave para el progreso de México, que trabajarán de la mano en la organización de simposiums y programas académicos, así como en el desarrollo científico y tecnológico enfocado a la generación de patentes y prototipos.

También se dará prioridad en la elaboración de modelos de negocio, transferencia y licenciamiento del conocimiento, el intercambio de experiencias en la promoción de la cultura emprendedora y los procesos de vinculación entre los actores de la academia, con los gobiernos y las empresas, todo con el fin de tener un impacto internacional.

En el arranque de la alianza, las instituciones tienen previsto colaborar en tres grandes iniciativas:

  • Energía: En el área de energía y de hidrocarburos se busca sumar capacidades para diseñar programas académicos que permitan formar profesionistas que atiendan la creciente demanda de investigación en la materia, producto de la reforma energética.

Otro de los fines de esta alianza será proponer proyectos al sector petrolero mexicano, que sean financiados con los recursos del fondo Sener-Conacyt, esto dará lugar a la creación del Premio UNAM–Tec en investigación en energía, dirigido a equipos de ambas instituciones.

  • Salud: En materia de salud se busca establecer un programa para la maduración de tecnologías de la industria farmacéutica; incrementar el valor generado por las instituciones de investigación generadoras de desarrollos tecnológicos en el campo farmacéutico, así como acceder a financiamiento nacional e internacional que apoye la maduración de desarrollos para padecimientos prioritarios de la población.
  •  TIC: Respecto a las TIC, se plantea analizar el uso que las nuevas generaciones hacen de estas tecnologías e identificar oportunidades para traducir prototipos de productos y servicios, en soluciones a requerimientos de la sociedad.
  • Fernanda Hdez-Orozco

    La mejor universidad pública y la mejor universidad privada de México se unen… Podemos esperar grandes resultados de esta mancuerna. ¡Enhorabuena!