(AFP) El fenómeno meteorológico de El Niño, que desde 2015 provocó inundaciones y sequías en todo el mundo, terminó en mayo pero el fenómeno inverso, La Niña, podría manifestarse en el tercer trimestre de 2016, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

“Los indicadores atmosféricos que revelaban la presencia de un episodio intenso de El Niño a principio del 2016 volvieron a valores casi normales en junio y julio”, indicó el jueves la OMM en un comunicado.

El Niño es un fenómeno que se produce cada 4 a 5 años con una intensidad variable, provoca un aumento de la temperatura del Océano Pacífico, lo que provoca sequías y lluvias superiores a lo normal.

A veces, como puede ser en este 2016, es seguido por un fenómeno inverso: La Niña, que es provocado por una disminución de las aguas del Pacífico, y que conlleva a la caída de las temperaturas y perturbaciones meteorológicas como lluvias, huracanes, nieve.

Anuncio

Según la OMM, “La Niña podría manifestarse en el tercer trimestre de 2016” pero no será comparable al último fenómeno de La Niña en 2010-2011 cuya intensidad es calificada como de moderada a fuerte.

Según los climatólogos de la NASA, los primeros seis meses de 2016 fueron los más calurosos de la historia, pero con La Niña, 2017 será menos caluroso, predijo el climatólogo Gavin Schmidt, director de estudios espaciales del Centro Goddard de la Nasa.

Termina El Niño, pero sigue La Niña
Getty Image.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!