El fabricante de vehículos eléctricos Tesla completó esta semana la adquisición de SolarCity, proveedor de energía limpia, por 2,600 millones de dólares. Para celebrar, la compañía con sede en Silicon Valley, California, anunció la puesta en marcha de un importante proyecto que ya dota de electricidad a toda la isla de Ta’u, ubicada en la Samoa Americana.

Antes, los menos de 1,000 habitantes del lugar utilizaban generadores diesel, los cuales quemaban cerca de 300 galones de combustible al día, algo costoso y poco amigable con el medio ambiente.

Ahora, con ayuda de la red eléctrica de 5,328 paneles solares y 60 baterías Powerpack instalada por Tesla, la isla puede almacenar entre 150 y 200 horas por mes de la energía ‘verde’, lo que garantiza que contará con electricidad aún en días nublados.

La energía alimenta los hogares locales, así como instalaciones públicas, entre ellas hospitales, escuelas y estaciones de policía.

De acuerdo con la firma co-fundada por Elon Musk, esta iniciativa demuestra la viabilidad de su modelo energético, así como los beneficios de la adquisición de SolarCity. El proyecto fue financiado por la Autoridad de Desarrollo Económico de la Samoa Americana, la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento del Interior.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre