iStock

¿Tienes una idea que podría impactar a la sociedad que te rodea de manera positiva? Entonces, ¿por qué no hacerla realidad? “Muchas veces, las personas no se animan a emprender porque piensan que no tienen la experiencia o los recursos suficientes. Lo sé porque, hace dos años, yo estaba en la misma posición”, afirmó Rodolfo Corcuera, cofundador y CEO de Aliada, en entrevista con Tec Review Web.

Fue en 2014 que este startupero —de entonces 24 años y recién graduado dela carrera de derecho— decidió vender su camioneta y empezar a trabajar en hacer realidad su sueño: crear una solución para que las empleadas domésticas de México puedan “encontrar servicios cerca de sus casas, triplicar sus ingresos y tener una puerta a una mejor vida”, comentó Corcuera Meier.

Para este emprendedor el país está lleno de problemas que resolver, como la desigualdad, la contaminación y la corrupción. Es por eso que considera tan importante que todos aquellos que cuenten con ideas para solucionarlos “se lancen”. “Imagínense el México en el que viviríamos si todas las personas que tienen la curiosidad de emprender lo hicieran. Estaríamos, no ante el país que queremos, sino el que merecemos”, aseguró.

Para todos aquellos que están pensando en fundar su propia startup o que están dando sus primeros pasos en ese sentido, Rodolfo tiene tres consejos que ha aprendido en el camino del emprendimiento. “Estoy seguro que no existe una receta universal pero, estas, son las lecciones que le han dejado sus primeros dos años de trabajo al equipo de Aliada”, dijo.

  1. Encuentra un problema que te apasione resolver

No sólo se trata de emprender por emprender, explicó Rodolfo Corcuera, sino de encontrar un problema que te apasione resolver. En Alida, este es “el que haya dos millones de empleadas domésticas que carecen de oportunidades y que, muchas de ellas, ganan menos de 150 pesos diarios”.

Para el startupero, contar con esta pasión es imprescindible, ya que “un emprendedor sufre muchas decepciones”, por lo que necesita “ser perseverante”.

  1. No vayas solo

Corcuera Meier estimó que lo ideal es que encuentres un cofundador, “alguien que complemente sus debilidades pero que, también, refuerce tus fortalezas”. Para el entrevistado, esta persona es Ana Isabel Orvañanos, a quien conoció mientras buscaba fondos para desarrollar una startup muy parecida a Aliada: ServiHogar.

“Le dije: lo que queremos hacer es dificilísimo, ¿por qué no, mejor, unimos fuerzas?” recordó Rodolfo.

Emprender es la tarea más difícil que puedes hacer. Siempre está latente el pensamiento de que, quizás, no eres lo suficientemente bueno. Un co-founder te ayuda a silenciar esos pensamientos y te obliga a seguir adelante”, agregó.

  1. Escucha a tus usuarios

Si estás haciendo un proyecto de impacto social, que resuelve un problema, significa que nadie lo ha hecho antes. Es por esto que para el creador de Aliada es tan importante conocer bien tanto a sus usuarios como a las mujeres que trabajan a través de su plataforma.

“Puedes leer innumerables libros pero nadie conoce mejor la situación que pretendes resolver que quienes la viven a diario”, comentó.

Aliada es el ‘Uber’ de la limpieza. Se trata de una plataforma web que conecta a empleadas domésticas con clientes que necesitan de sus servicios. Hasta ahora, más de 500 mujeres encuentran nuevas oportunidades de trabajo a través de esta startup.

De acuerdo con Rodolfo, cuando le pregunto a Aide la primera de todas las aliadas ‘¿qué es lo que más te gusta de este emprendimiento’, ella respondió: “Yo antes tenía una hora de entrada pero no de salida. Ahora soy dueña de mi tiempo y de mi vida familiar”.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre