iStock

Por: Sofía Sánchez Morales

HOLLYWOOD, FLORIDA.- En los últimos diez años, el mundo ha tenido un crecimiento acelerado. La llegada del smartphone cambió completamente la relación con el mundo, con el conocimiento y con los otros y cambió también cómo están actuando las empresas -o como deben hacerlo para sobrevivir.

Con cambios tan veloces que las empresas disruptoras de hace diez años -como Twitter-, hoy están buscando cómo ser relevantes nuevamente, es difícil predecir hacia dónde se dirige el ser humano, qué tecnologías serán relevantes y qué objetos de consumo perderán para siempre el interés de la sociedad.

El especialista canadiense en empresas y tecnología disruptora, Salim Ismail, compartió en una conferencia en el foro para América Latina Microsoft CXO‘s, algunas de sus predicciones para el futuro tomando en cuenta los cada vez más veloces cambios en tecnología e innovación.

Anuncio

El precio del petróleo no se recuperará

Alguna vez (entre 2008 y 2009), los precios del barril de petróleo llegaron a alcanzar los 140 dólares. Actualmente, un precio de 50 dólares por barril es el estándar al que han llegado los costos, debido a conflictos internacionales y una crisis de sobreproducción.

“El petróleo ya no se va a recuperar. Nunca alcanzará los precios que alguna vez tuvo, se los advierto”, declaró Ismail ante una preocupada audiencia. “El desarrollo de la energía solar avanza a pasos agigantados y los costos están bajando de forma acelerada, por lo que el petróleo se volverá obsoleto. Aún si entramos en guerras, no habrá recuperación”.

El magnate, Elon Musk, es quizás la figura más pública en defender e impulsar el uso de energía solar con su empresa SolarCity. Además, es uno de los más avanzados creadores de autos eléctricos con otra de sus empresas, Tesla.

Blockchain, la tecnología más disruptiva

La tecnología detrás del uso de monedas virtuales -como bitcoin-, permite realizar transacciones financieras seguras sin necesidad de un intermediario, lo que significa un fuerte ahorro de costos. Lo que alguna vez fue terreno únicamente de hackers y especialistas virtuales, hoy es utilizado por la mayoría de los grandes bancos del mundo.

“El blockchain es quizás, la tecnología más disruptiva que he visto en toda mi vida“, expresó Ismail, quien trabajó como jefe de innovación con Yahoo. “Y creo que aún no se está aprovechando al máximo, falta mucho por hacer, pero va a cambiarlo todo“.

El blockchain parte de un registro público de transacciones en el que la red entera de usuarios reconoce y verifica cada transacción entre dos partes y luego se agrega a la cadena. Actúa como una bitácora bancaria y su transparencia dificulta la manipulación de los datos.

Larga vida a los humanos

Tecnología e innovación implican también biología y manipulación de la naturaleza. Para el creador de la Universidad de la Singularidad, el futuro estará definido por las empresas que manejan las habilidades para dicha manipulación, como Crispr.

“Crispr es un sistema de edición genética, que literalmente funciona como un copy paste de nuestros genes“, explica el canadiense. “Si tienen éxito y remueven, por ejemplo, los cinco o seis genes dañados que pueda tener una persona en el cuerpo, la expectativa de vida se duplicaría. Eso es cambiar el mundo“.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!