iStock

Donald Trump ha seleccionado a uno de los escépticos del cambio climático más importantes del mundo, para dirigir su equipo de transición de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Myron Ebell, director del Centro de Energía y Medio Ambiente del Conservative Competitive Enterprise Institute, ha sido objeto de críticas de los grupos ecologistas por sus posturas sobre el calentamiento global.

También lee: El cambio climático en la era de Trump: ¿qué pasará ahora?

El equipo de Trump también ha alineado a los líderes de sus equipos para el Departamento de Energía (DOE) y el Departamento del Interior. El cabildero republicano Mike McKenna está dirigiendo al equipo del DOE. Por su parte, el ex procurador del Departamento del Interior, David Bernhardt, está liderando el esfuerzo de esa agencia, según fuentes cercanas a la campaña.

Ebell es una figura bien conocida y polarizadora en el ámbito de la energía y el medio ambiente. Su participación en la transición de la EPA indica que el equipo de Trump está buscando cambiar drásticamente las políticas climáticas que la agencia ha seguido bajo la administración de Barack Obama.

El papel de Ebell dentro de la nueva administración es probable que enfurezca a los ambientalistas y demócratas. Ya que Trump y sus asesores no creen que el aumento de las temperaturas puede llegar este año a 1.3 grados respecto a la época preindustrial, para superar los 1.5 grados y finalmente cruzar la “línea roja” de los 2 grados.

Ebell, que fue nombrado “elegant nerd” y “policy wonk” por la revista Vanity Fair, es conocido por el sinfín de textos que cuestionan lo que él llamada “el alarmismo” del cambio climático. Aparece constantemente en los medios de comunicación y ante el Congreso para promover su discurso. Además, también es presidente de la Cooler Heads Coalition, un grupo de organizaciones sin fines de lucro que “cuestionan el calentamiento global y se oponen a las políticas de transición energética”.

YouTube
YouTube

En su biografía de presentación menciona entre sus reconocimientos, un reporte presentado a Greenpeace titulado: Field Guide to Climate Criminals, que fue objeto de censura en la Cámara de Representantes en Londres, después de que Ebell criticó al principal asesor científico del Reino Unido por sus opiniones sobre el calentamiento global.

Recientemente, Ebell ha llamado ilegal el Plan de Energía Limpia de la administración de Obama. En 2007, dijo a Vanity Fair: “Solo hay un poco de calentamiento … pero ha sido muy modesto y está dentro de la variabilidad natural, y si es causada por seres humanos o no, no hay nada de que preocuparse”.

Las opiniones de Ebell parecen cuadrar con Trump cuando se trata de la agenda de la EPA. Trump considera que el calentamiento global es un “invento” y que “anularía” el acuerdo de calentamiento global de París y revertiría las acciones ejecutivas del presidente Obama sobre el cambio climático.

Con información de Scientific American

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!