Tu perro sueña contigo, tu gato sólo piensa en cazar

Te explicamos qué y cómo sueñan diferentes animales.

¿Has soñado que caes por un vacío sin fin o que eres capaz de volar? Resulta que estas situaciones increíbles se encuentran entre las más comunes que los seres humanos imaginamos mientras dormimos. ¿Qué sucede entonces con los animales? ¿Son sus sueños tan disparatados como los nuestros?

Hasta ahora, los expertos saben que la mayoría de los mamíferos tienen un ciclo de sueño similar al humano, con una fase profunda en la que el cerebro es menos activo de lo normal y periodos más dinámicos con movimientos oculares rápidos conocidos como REM (Rapid Eye Movement), que es cuando se producen los sueños. Sin embargo, lo que cada especie puede imaginar mientras duerme es único.

En entrevista con la revista People el Doctor Deirdre Barrett, profesor y psicólogo evolutivo de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, recordó el caso de Koko y Michael. Se trata de una pareja de gorilas adiestrados por científicos de la Universidad de Stanford  con el objetivo de evaluar su capacidad de comunicarse con el ser humano mediante señas.

De acuerdo con los investigadores, Koko ‘habla’ ocasionalmente sobre eventos fantásticos o personas y lugares que no ha visto recientemente al despertar, mientras que  Michael, cuya familia fue ejecutada por un grupo de cazadores furtivos, abre los ojos y explica a signos que “la gente mala mata gorilas”.

Anuncio

Por el contrario, mamíferos de menor tamaño, como los roedores, pasan por las diferentes fases del sueño de una forma mucho más rápida, por lo que los especialistas piensan que sus sueños son más fugaces, aunque también más frecuentes.

Barrett agregó que no se ha encontrado evidencia de que otros animales, como los peces o los reptiles, experimenten el REM, así que probablemente no imaginan mientras duermen.

¿Qué sueña tu mascota?

“Los humanos sueñan con las cosas que les interesaron durante el día, aunque de manera más visual y menos lógica”, explicó el Doctor Deirdre Barrett. “No hay razón para pensar que sucede diferente con los animales”.

Así, en el caso de los perros, el profesor de Harvard considera que sueñan con sus dueños, “dado que estas mascotas son muy apegadas a los humanos”. “Probablemente imaginan la cara y el olor de sus amos”.

Sobre los gatos se conoce más, ya que uno de los primeros investigadores del sueño, Michel Jouvet, realizó una investigación en la que eliminó el efecto de un área pequeña en el cerebro de estos animales que inhibe los movimientos durante el REM.

Tras este procedimiento, los gatos permanecieron en silencio a través de las diferentes etapas del sueño, hasta que llegaron a la más activa. “Saltaron, atacaron, arquearon sus espaldas y gruñeron”, dijo el psicólogo evolutivo. “Parecía que estaban soñando que cazaban algo”.

 

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!