El papel de la mente del árbitro en la cancha
iStock

Los hackers malintencionados no paran de encontrar nuevas formas de acceder a nuestros gadgets. Por el contrario, existen personas que trabajan constantemente en la búsqueda de vulnerabilidades en estos dispositivos con el objetivo de advertir su existencia y, así, evitar que se conviertan en una puerta de entrada para los ciberdelincuentes.

En este segundo grupo se encuentra un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan que recientemente logró hackear smartphones y wearables a través de ondas de sonido, lo que apunta a que atacar estos y otros aparatos —incluidos aquellos que tienen que ver con el Internet de las Cosas (IoT)— vía archivos de audio no es tan difícil.

De acuerdo con el estudio de estos especialistas, publicado en el sitio web de la institución, solo hizo falta un altavoz de cinco dólares para llegar a este resultado. El equipo, liderado por el profesor de ciencias computacionales e ingeniería Kevin Fu, utilizó la pequeña bocina para obtener el control de los gadgets y realizar diferentes tareas con los mismos.

Los investigadores lograron tomar un Samsung Galaxy S5 y un par de brazaletes Fitbit. Para ello, diseñaron un sistema capaz de confundir sus acelerómetros y, así, hacerles creer que el usuario está realizando acciones específicas, por ejemplo, si el celular cambia la canción que está reproduciendo al ser sacudido de cierta forma.

Anuncio

Los acelerómetros son un tipo de sensor que hoy incluyen prácticamente todos los dispositivos electrónicos para detectar movimientos. Estos cuentan con una pequeña cantidad de masa suspendida que, al ser atacada por ondas de sonido como sucedió durante estos experimentos, se mueve al gusto del hacker y no del usuario.

Según Fu, utilizando la correcta combinación de audios y aprendiendo cómo funciona cada una de las herramientas que tienen base en el acelerómetro, es posible hackear prácticamente cualquier gadget, incluso automóviles inteligentes.

“Si utilizas el acelerómetro para encender el coche cuando sacudes tu móvil, un atacante podría hacer lo mismo” sin necesidad de tener contacto con el smartphone, explicó. Es por ello que de investigadores de la Universidad de Michigan se puso en contacto con diversos fabricantes acelerómetros para notificarlos.

Si quieres conocer más sobre este estudio mira el siguiente video o da click aquí.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!