Ulises 1, arte mexicano desde el espacio

Este satélite demuestra que la ciencia y la tecnología no están peleadas con las artes.

UNAM

(Notimex) Ulises 1 es el nombre de un nanosatélite mexicano que está haciendo historia. Su principal misión: entender, desde el espacio, los puentes entre el arte y la ciencia.

Se trata de un nuevo proyecto del Colectivo Espacial Mexicano impulsado por Mórbido Aerospace Department (MAD), una iniciativa que se dedica a realizar misiones espaciales, así como actividades pedagógicas, para que estudiantes de nivel superior y artistas intercambien ideas.

Esta innovación de “vanguardia internacional” incentiva la creatividad y, al mismo tiempo, el desarrollo tecnológico en México. Así lo explicó Juan José Díaz Infante, integrante del grupo creador de este dispositivo.

¿Qué hace Ulises 1?

El nanosatélite Ulises es similar a una lata de un litro de aceite y mide 12 por 10 centímetros.

Fue diseñado como un instrumento y dispositivo de experimentación sonora que tiene capacidad para orbitar a 300 kilómetros de distancia de la Tierra y transmitir su señal desde el espacio a 436.5 megahertz.

Al estar en una órbita polar baja, el satélite puede dar una vuelta alrededor del mundo cada 90 minutos.

El pequeño aparato lleva un mensaje o poema en clave morse y puede ser escuchado durante 10 minutos al día en una estación de radio amateur, ubicada en la base terrestre del INAOE.

Díaz Infante apuntó que al menos 25 mensajes fueron programados para transmitirse desde el espacio, desde un “Hola, vengo en paz y “Soy Ulises, vengo de México”; hasta la pieza Para Ulises basada en la progresión numérica de Fibonnaci.

También están los poemas La Esfera, de Fernando Castro y Teresa Bordona, y Polizón, de Miguel Maldonado.

2016, un año lleno de misiones

Juan José Díaz comentó que Ulises 1 ya realizó su primera demostración de operación artística en la estratosfera a 30 kilómetros de altura de distancia de la Tierra y que, ahora, se prepara para llevar a cabo cuatro nuevas misiones suborbitales antes de que termine 2016.

Agregó que, hasta ahora, los resultados del proyecto de arte, ciencia y tecnología rebasaron sus expectativas iniciales. Por ello espera que su actividad se multiplique en los próximos dos años.

“Ulises 1 es ahora punto de inicio en la historia del espacio mexicano pues es el primer esfuerzo para diseñar un satélite desde hace más de 20 años y forma parte de la primera generación de una constelación de satélites ciudadanos”, aseguró Díaz.

El Colectivo Espacial Mexicano ya trabaja en Ulises 2 y Ulises 3, nanoaparatos que contemplan poner en marcha una escuela especializada en satélites para impulsar este tipo de proyectos.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!