Un emprendimiento con sabor a palomitas

La variedad de sabores de maíz palomero inflado es lo que hace particular a esta empresa.

iStock

Queso cheddar, BBQ, flaming hot, frambuesa, cherry, chocolate y caramelo salado son los sabores del producto principal de la empresa Popcorn Manía, un proyecto que surgió gracias a la  “obsesión” por el maíz palomero.

La idea de emprender con palomitas fue de Óscar Miranda, estudiante de 21 años de edad, de la carrera de Creación y Desarrollo de Empresas del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte, quién desde pequeño disfruta de estas semillas infladas.

Lee: 3 innovadores consejos para emprender que quizás no habías considerado

Óscar es originario de Nogales, Sonora. Cuando era niño, sus padres lo llevaban a comer palomitas a Estados Unidos. “Fue en uno de esos viajes familiares a Arizona, cuando yo conocí un maíz palomero distinto, que era de un señor que se ponía a venderlo en un parque de Tucson, Arizona”.

¿Qué hacía particular a ese producto? El modo de preparación y sus sabores, cuenta el joven, quien durante diez años fue cliente del vendedor en Tucson.

Con el paso del tiempo descubrió que los mexicanos sólo consumían palomitas cuando iban al cine y que, además, en el país no existían palomitas con sabores como las que él probada en Estados Unidos.

Inspirado en aquel señor que vendía su botana favorita, Óscar decidió emprender y crear su propia empresa: Popcorn Manía.

Por si no lo viste: Pixza, comida con responsabilidad social

Con el apoyo moral y económico de 2,000 pesos por parte de su abuelo paterno, y una gran cacerola, el estudiante comenzó su negocio en Hermosillo, Sonora, lugar donde actualmente  reside y estudia.

Un costal de maiz palomero, aceite y azúcar fueron los ingredientes con los que inició a elaborar las palomitas como las consumía en Estados Unidos. Al tener su producto listo en pequeñas bolsas de plástico, lo llevó a vender a la escuela. Alumnos, profesores y hasta el rector de su campus eran sus consumidores.

Popcorn Manía
Popcorn Manía

“Este producto puede tener más alcance” pensó el alumno al ver la aceptación de su producto por parte de sus consumidores, situación por la que decidió también distribuirlo.

“Empecé volanteando en comercios locales en Hermosillo y en Nogales”, señaló.

Te recomendamos: Café, coco, maíz y otros residuos para generar energía limpia

Óscar presentó su concepto a ciertos empresarios y de inmediato obtuvo una respuesta positiva. Actualmente, las palomitas de sabores se venden en distintas ciudades de Sonora y en Arizona.

Entre los objetivos a corto plazo del joven, está el distribuir su producto en tiendas más grandes como supermercados. Más adelante, Oscar visualiza exportar sus palomitas a otros países.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!