Tec de Monterrey

Tultitlán, en el Estado de México, es escenario de una propuesta ecológica que busca sacarle provecho a las miles de llantas que cada año se desechan en México.

Se trata de TRISOL, el proyecto que emprendió en 2011 Andrés García, egresado del campus Estado de México del Tecnológico de Monterrey.

Iniciar la empresa no fue sencillo. Personas cercanas a Andrés le advirtieron que perdía el tiempo. Su hermano se opuso a la idea. Pero el licenciado en Administración de Empresas estaba determinado a reciclar llantas para darles nueva utilidad en la industria, el comercio y hasta el entretenimiento

shutterstock_66414397

Las operaciones de TRISOL comenzaron en 2013, cuando por fin se adquirió la primera parte de su equipo. Hoy su proceso mecánico ayuda a reducir su huella de carbono ya que no tiene emisiones tóxicas al medio ambiente.

El fundador de la empresa destaca su principal objetivo: “Me importa mucho que la gente sepa que puede ser factor de cambio en México, en donde iremos reduciendo y aportando día con día a tener un entorno mejor para nosotros y nuestras familias”.

Andrés García ya prepara a su empresa para el futuro y tiene un modelo a seguir: “En México tuvimos una experiencia similar con el PET. El ingeniero Jaime Cámara creó la planta de reciclaje más grande de Latinoamérica, PETStar y  encontró una oportunidad gigantesca donde todos ganan. Voy a lograr que TRISOL esté preparado para cuando llegue el boom”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre